UNIRSE PARA VER CINE EN EL MARTÍ
9:15 pm. - 26/01/2018 1 comentario | | |

UNIRSE PARA VER CINE EN EL MARTÍ

Las entidades correspondientes en la provincia, y los directivos de San Cristóbal, tienen la palabra. Les convidamos a no dejar en el vacío esa justa reclamación.
Yudaisis Moreno Benítez yudaisismoreno@gmail.com


Saldaremos una deuda de 2017 con Raúl Palenque Acevedo, quien nos trasladó su preocupación, y espera encontrar por esta vía si no solución, al menos una respuesta.
Él es secretario general del núcleo zonal 121 de la comunidad José Martí, en San Cristóbal, y nos escribió tras leer una publicación de Saylis Uria respecto a las obras de remodelación del Teatro Juárez en la ciudad de Artemisa.
Las palabras de la reportera se quedaron en su memoria: “ir al cine, con su pantalla grande y la magia de los sonidos espectaculares en los oídos, es un privilegio privado para los artemiseños”. Por tanto, refiere que “al menos quienes viven en Artemisa tendrán esa oportunidad bien merecida, cuando concluyan las labores”.
No obstante, “nosotros vivimos en una alejado batey del otrora central azucarero José Martí, que era nuestro orgullo y fuente de trabajo para los pobladores, y fue demolido por ajustes de nuestra economía.
“Entendemos que así debía ser, pero teníamos un bello y espacioso el cine teatro 28 de Septiembre: en sus puertas nuestro Comandante en Jefe Fidel le habló al pueblo del batey, en ocasión de una proeza laboral en el central. Allí los jóvenes celebraban actos culturales, disfrutamos de La Colmenita, se estrenaban películas de los Festivales del Nuevo Cine Latinoamericano…
“En 2008 los huracanes Gustav y Ike lo destruyeron. Desde entonces, en las Asambleas de Rendición de Cuenta del Delegado solicitamos que se asigne un presupuesto para rescatarlo; quizás pueda ser del Uno por ciento de la contribución para el desarrollo local que aportan las empresas, pero no hemos tenido resultados.
“No sería muy costoso. La estructura del cine está intacta, apenas necesitaría el techo, que es de zinc, carpintería para las puertas y los equipos propios de un teatro.
“ Ahora solo en el patio de lo que fue la Casa del Azucarero, se daban funciones de discoteca sábados y domingos por la noche, pero está cerrada. Nos queda la biblioteca, donde nos reunimos y todos los meses hacemos tertulias”.
Y con la invitación a rescatar este espacio de recreación sana, se despide el vecino de Calle Menelao Mora #3, Central José Martí, San Cristóbal, quien además convoca a la reportera a visitar la comunidad de niños, jóvenes y adultos, también amantes y privados de la buena cultura.
Las entidades correspondientes en la provincia, y los directivos de San Cristóbal, tienen la palabra. Les convidamos a no dejar en el vacío esa justa reclamación.
 

1:30 pm. - 07/08/2014 1 comentario | |

COMENTARIOS DE LA NOTICIA

BlackViking
- 2018/04/03 - 12:14
1
Estoy de pleno acuerdo con el autor de este articulo, debemos señalar que en nuestra provincia la escaces de sitios donde disfrutar de obras teatrales y el buen cine ha convertido en una odisea el simple hecho de deleitarse con estas actividades ya casi olvidadas en nuestra poblacion. En el caso de Bauta, el cine lo cerraron hace años por estar en peligro de derrumbe(hecho que no recuerdo por mi corta edad en ese momento) y tras varios años colocaron un pproyector en el teatro que tras una corta temporada retiraron por estar el teatro en pesimo estado. Ahora y en resumen: el antiguo cine ha quedado para montar una ¨floreria¨ y una refresquera; y el teatro paso de teatro a funeraria(tras el colapso del techo de la misma)y ahora solo sirve para gualdar los equipos de audio para el noticiero cultural del municipio(casualmente arlado de una Zona WIFI donde el volumen de los propios equipos se vuelve molesto). Definitivamente en Bauta ya posiblemente no se recuerde lo que es el cine y el teatro, salvo las contadas excepciones de quienes se dirigen a la capital nacional a cosyta de grandes gastos monetarios para poder disfrutar de estas manifestaciones artisticas.

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES