¡Llegó la Wifi!
4:45 pm. - 21/01/2018 1 comentario | | |

¡Llegó la Wifi!

Eran casi las 11:00 de la mañana cuando llegaba ese segundo mensaje, y yo, que por cuestiones de trabajo ando en la capital, me estaba perdiendo un gran suceso de mi comunidad. Desde que hace unos años el Estado decidió abrir áreas públicas de navegación en Internet con tecnología Wifi, ha sido muy codiciada por la población.
Yuniel Labacena Romero yuniellabacena@gmail.com

“Buenos días, te cuento que hoy empieza la Wifi en el campo. Ya lo pusieron todo. Dentro de unas horas va a ser una realidad después de tanto anuncio. ¿Te lo vas a perder?”. Así decía el mensaje que una amiga me enviaba el martes último bien temprano. Y en horas de la tarde volvía con otro: ¡Al fin la Wifi en López Peña!

Eran casi las 11:00 de la mañana cuando llegaba ese segundo mensaje, y yo, que por cuestiones de trabajo ando en la capital, me estaba perdiendo un gran suceso de mi comunidad. Desde que hace unos años el Estado decidió abrir áreas públicas de navegación en Internet con tecnología Wifi, ha sido muy codiciada por la población.

Con “envidia” —luego que mi madre también me diera algunos detalles vía telefónica—, llamé a mi amiga. “Había mucha, mucha gente, más que cuando viene el pollo a la bodega”, me dijo en forma jocosa. “Había trabajadores de Etecsa vendiendo las tarjetas, ayudando a la población a conectarse, respondiendo sobre este nuevo servicio”.

Me dijo que se sorprendían por la velocidad en la transferencia de datos, y que algunos estaban insatisfechos por los obstáculos que —a la hora de las descargas— impone el uso de equipos menos modernos.

Otros amigos en esta semana trascurrida solo han mencionado su insatisfacción con la poca iluminación del área donde está ubicada la Wifi, y la necesidad de aumentar los bancos o lugares donde sentarse, pues ya en esta comunidad la conexión inalámbrica es un hecho que llegó para quedarse y cambiar su fisonomía.

Cuba trabaja para informatizar nuestra sociedad con la mayor rapidez, y no resulta fácil ni barato, pero debiéramos proponernos que lugares como estos tengan las condiciones necesarias para una estancia más cómoda y segura a los usuarios.

Aplaudo la idea y sé que tendrá no pocos seguidores en mi terruño. El nuevo sitio Wifi en la comunidad Ramón López Peña es parte de esa estrategia que a fines de año anunciaba la División Territorial de Etecsa, de llevar el servicio “a zonas más alejadas de los asentamientos poblacionales principales de la provincia”. Entonces sumaban 24 sitios en el territorio.

Mientras llegan las ansiadas rebajas de tarifas de Internet —aún discretas para el bolsillo de los cubanos—, habrá que estar atentos ante quienes se dedican a la venta ilegal de tarjetas o el robo de las cuentas Nauta, desaparecen el saldo de la navegación y hasta convidan a conectarse a menos precio y dicen ofrecer un mejor servicio. Nada justifica que un extraño se apropie de un bien nuestro.

¿Qué harán los hijos de esta comunidad en Internet? ¿Con quiénes se conectarán? ¿Cuántas horas dedicarán a esta “tarea”? ¿A qué sitios accederán? ¿Buscarán información en la red de redes? Para responder esas interrogantes habrá tiempo; la gran noticia ahora es que ¡al fin llegó la Wifi!

Y probablemente pocos espectáculos artísticos, sucesos culturales u opciones recreativas de cualquier naturaleza, hayan logrado avivar tanto la comunidad sancristobalense en su tiempo muerto nocturno como la llegada de la Wifi.

4:45 pm. - 09/05/2014 1 comentario | |

COMENTARIOS DE LA NOTICIA

Rogelio López Ibarra
- 01/23/2018 - 11:57
1
Si en Pueblo Nuevo de Ceiba , Caimito, ocrrió lo mismo; poca o casi ninguna iluminación para la zona de la WiFi. ¿Por qué ETECSA no coordinó con la OBE Caimito para que reparara el alumbrado público en esa zona? Si lo van a hacer cuando comiencen los actos delictivos y con ello van a darle respuesta a una situación que se ouede solucionar desde ahora. Los cubanos como siempre: ahora no llegaron.

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES