Encantadora y compleja travesía
11:00 am. - 13/10/2018 0 comentarios | | |

Encantadora y compleja travesía

Asegurar a los adolescentes el acceso a recursos e información que les permitan tomar caminos correctos, es responsabilidad de todos
Myrla Pizarro de la Uz myrla@artemisa.cip.cu

El tema de la sexualidad ha resultado siempre muy polémico, sobre todo cuando abordamos la adolescencia. Muchas veces preferimos mantenerlo en la intimidad, lo cual lanza a los jóvenes por caminos incorrectos.

Que hoy presenciemos más casos de muchachitas embarazadas, y que las estadísticas asusten con el contagio de VIH y otras infecciones de transmisión sexual (ITS) entre quienes apenas comienzan su vida sexual activa… solo nos alerta. Nos demuestra la importancia aun mayor de este mundo íntimo en la adolescencia.

Incontables son los motivos por los cuales los jóvenes comienzan una vida sexual activa tempranamente. Pero el apoyo de padres y maestros en las escuelas puede hacer la diferencia: esa decisión no debe ser tomada a la ligera, menos antes de la etapa indicada.

Asegurar a los adolescentes el acceso a recursos e información que les permitan tomar caminos correctos, es responsabilidad de todos. A veces, la falta de espacio privado en el hogar, o el desconocimiento de los padres de que sus hijos ya están iniciándose, provocan consecuencias desconcertantes.

Resulta erróneo el criterio de que mientras más orientemos a los jóvenes sobre las relaciones sexuales, estemos promoviéndolas. Según el doctor Evelio Cruz, especialista en Sexología y psicólogo en el municipio de Güira de Melena, estos tiempos demandan alternativas diferentes en cuanto a la sexualidad, principalmente la de los adolescentes.

“Hay que brindarles mucha información y educarlos, un derecho que también les corresponde a ellos. Si no se sienten preparados para este paso, no importa. Si lo van a dar, mejor que estén al tanto. Instruir y alentar no tienen nada en común”.

A nivel escolar han sucedido cambios, graduales, por supuesto, sobre la educación de la sexualidad, informando y concientizando a los niños desde edades tempranas. Esta necesidad urgente de acceder a un asesoramiento sobre buenas prácticas sexuales debe irse incorporando a nuestras prioridades diarias, como medida eficaz.

Las personas vinculadas a este fenómeno deben protagonizar un papel activo y facilitarles el proceso a los adolescentes. El cambio no ocurre de forma inmediata, sino con el paso del tiempo. Y el simple hecho de estar presentes, enseñando, ayuda.

Actuar inmediatamente será lo más factible, pues la adolescencia se distingue por constantes cambios físicos y emocionales en los jóvenes, además de sus preguntas sobre amor, sexo, cuándo estoy listo(a), cómo tener sexualidad responsable… y somos los encargados de acompañarlos por esta encantadora y compleja travesía.

4:45 pm. - 09/05/2014 0 comentarios | |

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES