Ellos ven; ellas escuchan
12:15 am. - 09/03/2017 0 comentarios | | |

Ellos ven; ellas escuchan

Muchos estudiosos coinciden en que la propia ubicación de los genitales masculinos y la exterior manifestación del orgasmo, son una de las causas de la manera masculina de ver, mientras a las féminas, la morfología nos lleva a lo más interior, y ahí llega la importancia de la palabra o de un simple gesto.
Elena Milián Salaberri elenams18081966@gmail.com

El ocho de marzo, una fecha dedicada a la mujer en su lucha justa e incesante aún por eliminar desigualdades, me hace volver los ojos a las diferencias con los hombres; esas imprescindibles, de tantas aristas a tomar en cuenta, si de plenitud de vida se trata.

El espacio es insuficiente para abordar el tema, muy serio para los expertos y no menos para quienes día a día “filosofan” del ámbito común y real de las relaciones, de cualquier tipo, entre ambos. Tener en cuenta que ellos son visuales y nosotras más auditivas facilitaría la comprensión mutua.

No se trata de cambiar la esencia natural de los géneros que, existen queramos o no: reconocer eso incluso para transgredirlo es auténtico; exacerbar prejuicios, me parece superficial.

Muchos estudiosos coinciden en que la propia ubicación  de los genitales masculinos y la exterior manifestación del orgasmo, son una de las causas de la manera masculina de ver, mientras a las féminas, la morfología nos lleva a lo más interior, y ahí llega la importancia de la palabra o de un simple gesto.

De ahí debe derivar, entonces, el hecho de que gran parte de los hombres consideren más efectivo un piropo algo subido de tono, en lugar de una frase que halague, o vean innecesario decir un “te quiero”; de acuerdo con su perspectiva visual, sería mejor demostrarlo con pasión o arreglando un enchufe, por acudir a un ejemplo muy práctico.

Sí es cierto que para los cubanos el reto es de temer, aunque no es un secreto que la crisis económica-no únicamente en este país- ata relaciones a la “solución” de problemas. Pero las cubanas tenemos instrucción suficiente y probada; por tanto, los reclamos en el orden de la escucha son mayores. Es entonces donde se detectan la verdad y su reverso. ¡Cuidado!

¡Cuidado con el efecto bumerán de subestimar las inteligencias! “No hay cobertura para el móvil, prefiero el correo electrónico a Facebook para comunicarnos, ¿no te demuestro que te amo, aunque jamás te lo diga?”, son  lugares comunes más que excusas.

Ya lo pidió el cineasta español Pedro Almodóvar en su inolvidable película Hable con ella, obra en la cual la palabra sacó del estado de coma a la protagonista. En la realidad, la falta de  diálogo franco puede llevarnos aun a un estado más lamentable, a la deshumanización de las relaciones sociales.

Conste que no soy una resentida ni pretendo cambiar a la sabia madre natura: nosotras seguiremos tratando de parecerles bellas; ustedes mírennos; pero, por favor: ¡háblennos!

 

Las mujeres cubanas activas en todos los frentes
Las mujeres cubanas activas en todos los frentes
4:45 pm. - 09/05/2014 0 comentarios | |

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES