Dueños de nuestra propia basura
4:30 pm. - 28/09/2018 3 comentarios | | |

Dueños de nuestra propia basura

¿Por qué permitir que el vecino deseche las excretas de su animalito, un perro muerto o los alimentos sobrantes en la esquina? ¿Acaso alguien al derrumbar una pared puede dejar los escombros en la calle, o cortar árboles en su hogar y botar a un lado cuanta rama decida?
Yudaisis Moreno Benítez yudaisismoreno@gmail.com

Apenas comienzo a escribir, e imagino que el principal destinatario de estas líneas tal vez nunca las lea. Pero confío en los mediadores, quizás los amigos, familiares, e incluso en los vecinos, pues casi siempre hay algunos detrás del qué dirán… y esta vez me convendrá.
Eran las 5:00 de la tarde. Un niño de unos diez años vertió —con total naturalidad— un saco de desechos en la propia Avenida 28 de Enero, en la ciudad que nos empeñamos en llamar capital de Artemisa. A solo metros, decenas de hogares con miradas inadvertidas y tres centros escolares, de seguro uno de ellos donde le enseñan cada día a cuidar el entorno.
Ante mi llamado, entró a una vivienda; por su rapidez, me fue imposible divisarlo. Pensé al menos mostrarle el contendor más cercano, y no pierdo las esperanzas de hacerlo, pues estas escenas con indolentes de diferentes generaciones suceden a diario; de ahí las comunes esquinas con basuras degradables o no, con roedores, gatos y perros husmeando en ellas.
Son tiempos de Aedes aegypti, o igual decir de dengue, zika, de secuelas o muertes por su causa, de aguas contaminadas por doquier, virosis gastrointestinales o enfermedades infecciosas… capaces de hacer mella en la vida de seres queridos. Bastaría interiorizar este sencillo argumento para exteriorizar conductas combativas contra esos “personajillos” imprudentes y abusivos con nosotros mismos.
¿Por qué permitir que el vecino deseche las excretas de su animalito, un perro muerto o los alimentos sobrantes en la esquina? ¿Acaso alguien al derrumbar una pared puede dejar los escombros en la calle, o cortar árboles en su hogar y botar a un lado cuanta rama decida?
Si algo nos hace daño lo mejor es eliminarlo, y la basura, los basureros, los inconscientes e insensibles deben sentirse señalados con un dedo, en cada barrio.
Al hablar de basura o desechos solo pensamos en Comunales y sus sistemas de recolección; sin embargo, cada basura tiene nombre y apellidos, o huellas de centros laborales sin contratos, burlones de la higiene al enviar a la calle cajas, hojas, nailon, restos de mesas, sillas… a la vista de muchos jefes e inspectores incapaces de dar el más útil escarmiento.
Solo el casco urbano del municipio artemiseño cuenta con 140 contenedores; 80 hay en San Cristóbal, 50 en Mariel y unos 60 en Bauta, según Dolpy Sánchez, directora de Higiene y Áreas Verdes en la Dirección Provincial de Comunales.
De cualquier manera, los considera insuficientes, sobre todo ante la indisciplina social, un mal que impide ver a la ciudad limpia, y en los demás municipios aún son un sueño.
En días alternos se programa la recogida, incluso de 50 ampiroles, la mayoría en la ciudad artemiseña y 14 ubicados en playa Baracoa, un asentamiento con numerosas quejas sobre los microvertederos… y muy poco apoyo popular, explica la especialista, quien advierte las debilidades del sector, pero a la vez la necesidad de trabajar unidos a las comunidades, donde mucho se puede hacer.
A veces me pregunto el porqué de querer vivir dentro de la basura, sin ponerle riendas a los perturbadores de la higiene, de quienes ejemplos nunca faltan. ¿Podrán los vecinos de la Calle 58 en Artemisa comparar qué fue ese sitio antes de la gran inversión del canal de desagüe? Igual supondrán el regreso de ese recuerdo, pues cada vez son más quienes lo usan como vertedero, a los ojos de todos.    
Nos merecemos respirar una ciudad limpia, y no solo está en las manos de mujeres y hombres con ese encargo social. En ese intento va la conciencia y los valores humanos de quienes la poblamos, de los muchos que, si queremos legar un futuro mejor, tendremos que tomar partido ahora, pero ahora mismo.

4:45 pm. - 09/05/2014 3 comentarios | |

COMENTARIOS DE LA NOTICIA

Andal
- 11:00 am.
1
Es verdad todo lo que dice el reporte, pero tambien hay mucha ineficiencia en la parte de qieun debe velar por las indiciplinas de las personas y mucho más aun en Comunales por solo citar un ejemplo: Porque no situar un contenedor para la recolección de desechos en la Casona del Lavandero ahora que hace años la habitan varios moradores?. Se han preguntado donde botan sus desechos?. Entonces se que hay indisciplinas pero muchas veces nos obligan a cometerlas.
yudaisis
- 3:05 pm.
2
Hola, me parece justo, siempre habrá que tramitar con las estructuras más cercanas, nunca deje de intentarlo con los delegados que le rodean..ellos tendrán que tener voz para tales detalles. Buen día
Aida Baños Roquez
- 11:20 am.
3
12 de octubre 2018 Año 60 de la Revolución Aida Baños Roques Por este medio estoy reclamando como ciudadana cubana y vecina de San Antonio de los Baños Ave 61 # 6221 / 55 y 64 la situación que presento con un derecho vital del hombre recibir agua potable por mis instalaciones hidráulicas, ya me he quejado a todas las instancias municipales y provinciales porque esta se sustenta en que solo son 8 viviendas en la cuadra las que presenta esta insuficiencia, ahora solamente quiero una respuesta, nadie visita mi casa, a nadie le interesa nuestra situación, hace 6 meses que estoy afectada lo cual se transfiere a mi trabajo a mi relación con la familia y a mi salud psíquica que cada vez se deteriora más con esta situación. Adjunto carta inicial que envié hace dos semanas. Atentamente, Aida Baños Roque. CI 59022700271. Adjunto carta inicial

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES