Días de chocolate
2:15 pm. - 08/09/2018 0 comentarios | | |

Días de chocolate

La remodelación de El Pinareño, a fin de ubicar el nuevo local, ya es de por sí un acierto; la céntrica esquina otrora mustia, exhibe sus galas con colores de golosina, y las ventas de hasta 5000 pesos cada día revelan aceptación.
Elena Milián Salaberri elenams18081966@gmail.com

Hace poco más de un mes y la novedad no cesa: abrió en San Cristóbal la Casa del Chocolate, y con ella las expectativas crecientes de un sitio para deleite del paladar, por la gracia de un sabor que no pierde glamour aun cuando es predilección de multitudes.
La remodelación de El Pinareño, a fin de ubicar el nuevo local, ya es de por sí un acierto; la céntrica esquina otrora mustia, exhibe sus galas con colores de golosina, y las ventas de hasta 5000 pesos cada día revelan aceptación.
Otro tanto a favor lo constituyen los horarios: de martes a domingo funciona incluso en las noches, de modo que se yergue como opción única en los tristes nocturnos de esta ciudad, donde era imposible tomar un helado pasadas las 5:00 de la tarde en un centro de Comercio y Gastronomía.
Sin embargo, clientes y directivos de la Casa, entre ellos su propio administrador Kariel Tosca, coinciden en la escasez de ofertas como Talón de Aquiles: paleticas (a cinco pesos), potes (a 10) y helados (a dos pesos la bola) no siempre acompañados de algún dulce, son casi siempre el menú de chocolate.
“El centro cuenta entre sus 10 trabajadores con dos plazas para la repostería —ya cubiertas—, pero hasta el momento no se cuenta con la materia prima necesaria para elaborar bombones y otros surtidos para diversificar el menú. Septiembre pudiera marcar el despegue, según gestiones que realiza la Empresa de Comercio y Gastronomía”, indicó el directivo.
No obstante, los sinsabores del chocolate en San Cristóbal se sienten sobre todo por la cercanía de la fábrica de bombones José Martí —a unos seis kilómetros de la ciudad—, donde se elaboran más de 20 líneas productivas, incluidos bombones y tabletas.
Con 12 años en funciones, la entidad no es responsable de la estrategia de ventas, cuyo esquema corresponde a la UEB Chocolatería y Derivados de la Harina, situada en la capital del país, lo cual aleja particularmente a los sancristobalenses de los bombones “de verdad”.
Por lo pronto, están dados los primeros pasos; ya se climatizó el local y funciona el salón, las ofertas —con voluntad— podrán ganar espacio, pero hay mucho por cuidar en la instalación de seis mesas de madera para cuatro comensales cada una.
El trato, las vajillas y los muebles son cosas ya en la mano, llamadas a no decaer sino a ganar en celo por los clientes y el colectivo de la entidad, donde el “agua fría no da abasto y también falta el helado del igual muy próximo combinado Lácteo Santa Cruz”. Estos son sueños de los pobladores, pero no irrealizables.
Se trata entonces de una oportunidad para borrar el nocivo hábito de destructivo que acompaña a muchas obras bien logradas en el sector estatal. Desperezar las iniciativas pudiera ser un buen  ejercicio.
Este verano, sí, trajo al oeste artemiseño el olor y el sabor de un alimento consumido hoy en todo el planeta, y buen pretexto para enamorar, citarse, charlar entre amigos o, lo mejor de todo, para demostrar que en San Cristóbal las noches tienen propuesta…, no desperdiciarla ya es cuestión de todos.
 

Hace poco más de un mes y la novedad no cesa: abrió en San Cristóbal la Casa del Chocolate
Hace poco más de un mes y la novedad no cesa: abrió en San Cristóbal la Casa del Chocolate
4:45 pm. - 09/05/2014 0 comentarios | |

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES