“Cosas de mujeres”
12:30 pm. - 09/03/2017 0 comentarios | | |

“Cosas de mujeres”

Son muchos los lugares embellecidos con la presencia femenina, el campo sobre todo luce diferente. Como soy mujer puede sonar inmodesto, pero es una realidad evidente, como también el tiempo de cambiar conceptos y acompañarse en la vida. Si un arete, un pantalón o un tinte de cabellos ya no tienen género femenino, no creo que las labores del hogar sean solo cosas de mujeres, y para probarlo tienen la palabra los hombres.
Yudaisis Moreno Benítez yudaisismoreno@gmail.com

Hace algún tiempo visité a uno de los más productivos guajiros de Güira de Melena, por la atención al ganado, la siembra de frijoles y otros cultivos. A la par quería saber cómo sobresalía y quién le apoyaba en los resultados, ejemplarizantes para muchos.
Sin el menor reparo salió a relucir Cuca, su esposa por más de 30 años. “Ella madruga —antes de las 3:00 a.m.— para ordeñar las vacas, las asiste según indica el veterinario, limpia potreros, busca pastos, escalda frijoles y los cosecha, más otras atenciones a los cultivos”, expresó con orgullo aquel hombre de sombrero grande y buen “tamañón”, con dos hijos y un padre a su custodia.
¿Y quiénes hacen las labores del hogar? “También Cuca”…fue su inminente respuesta. ¿Pero nadie la ayuda en la cocina, la limpieza, el lavado de la ropa?, pregunté verdaderamente asombrada por la capacidad de trabajo y entrega de la güireña. “Esas son cosas de mujeres”, me revalidó.
¿Y las que hace Cuca, no son de hombres? Me pregunté para mis adentros, pues ciertamente sé que no son solo de hombres. Ese lugar está ganado a fuerza de sacrificio y constancia. Pero es ahí donde me asalta la duda. El habernos desdoblado y ser tan independientes, con la posibilidad de asumir responsabilidades diversas, el despojarnos —al menos en la mayoría— de ser el sexo débil, ¿es bueno o malo?
Muy bueno, podemos decir a coro, lo cual deben pensar igual en las más de 136 brigadas ANAP-FMC de la provincia, con unas 3 000 mujeres asociadas y 218 de ellas dirigentes. Esos espacios dignifican la labor de muchas incansables e insuperables féminas que han dejado de ser noticia, por ser parte de la cotidianidad, tal vez como Cuca, pero además del reconocimiento social precisan despojar de su lado todo síntoma de machismo que lacera su plenitud.
No está de más que un día cualquiera, tras hablar de “cosas de mujeres”, Cuca invite a estos espacios a hombres como su esposo, y ellos hablen de sus labores hogareñas a la par de ellas, de cómo elaboran dulces en almíbar, limpian sus casas, friegan los platos, hierven las toallas antes de lavarlas, o sus destrezas al poner un botón a una camisa o planchar su pantalón, sin menosprecios ni tabúes. ¡Ahí sí está el progreso!
No debemos ir en contra de la modernidad ni tampoco del camino andado. Sin embargo, es oportuno detenerse a razonar cuánto de machismo aún lastima el empoderamiento de la mujer, y entre los propios hombres son burlados al malinterpretarse que hace “cosas de mujeres”.
Mas, si ella pinta su hogar, escalda el jardín, arregla el radio, la olla arrocera o le pone el palo a la escoba, no hace cosas de hombres. ¿Esas tareas son una fortaleza, una victoria… y las anteriores una derrota para ellos, una debilidad?
El mundo actual debe cambiar esas concepciones anticuadas. No basta con enseñar en los juegos de roles desde el Círculo Infantil tales funciones, si en casa se vive diferente, y mamá friega sola tras cenar, mientras la familia disfruta de la televisión.
Son muchos los lugares embellecidos con la presencia femenina, el campo sobre todo luce diferente. Como soy mujer puede sonar inmodesto, pero es una realidad evidente, como también el tiempo de cambiar conceptos y acompañarse en la vida. Si un arete, un pantalón o un tinte de cabellos ya no tienen género femenino, no creo que las labores del hogar sean solo cosas de mujeres, y para probarlo tienen la palabra los hombres.
 

La mujer artemiseña activa en los campos de Cuba
La mujer artemiseña activa en los campos de Cuba
4:45 pm. - 09/05/2014 0 comentarios | |

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES