4:00 pm.
- 22/01/2017 0 comentarios | | |

Volver la mirada a la bodega de Machuca

Mas, me tocó ver allá en Machuca una bodega apenada que no hace esquina, con muy buenos estantes, y escasos —digo mejor— escasísimos productos
Yudaisis Moreno Benítez yudaisismoreno@gmail.com

La mayoría de las bodegas “hacen esquina”. Rememore algunas y verá. Alguien me explicó que así llamaban más la atención de los compradores. Muchas tienen el apelativo de tiendas, pues además de la venta de los discretos productos normados, exhiben otros de amplia necesidad dentro y fuera del hogar.

Es así como hacen más o menos lucir los estantes, cepillos para la limpieza dental, sábanas y fundas, talco, jabones, detergente, bebidas, jabas, tejidos, hilos, bolsos, y hasta calzados, entre otras propuestas, no siempre iguales, por guardar relación con la gestión de administradores y la distribución establecida.

Mas, me tocó ver allá en Machuca una bodega apenada que no hace esquina, con muy buenos estantes, y escasos —digo mejor— escasísimos productos. Allá, donde solo tres veces por semana sube o baja un transporte, y demora horas para llegar, allá donde la gente se anima a trabajar y sueña, porque es posible, encontrar cerca del surco, de su bohío, de su casa, lo necesario —y lo que no también, por qué no— para vivir decentemente.

Un joven de 26 años, Yasier Sencillena Domínguez, administrador del solitario sitio, y muy arraigado a Machuca me lo confirmó. “Hay problemas graves con el abastecimiento de productos demandados por los del terruño.

“Escasas veces envían unas 20 sábanas, y las vendo al instante. No hay ni cubos ni escobas, ni cepillos de lavar, ni huevos, ni galletas, ni ropa reciclada, ni envases”, ni, ni… Y era infinita la lista, de productos existentes en muchas de las esquinas de Artemisa, que no llegan a allá, donde es más difícil acceder a otras esquinas.

Los porqué de aquellos estantes desolados pudieran ser múltiples, pero de nada importan. Corresponde dejar a un lado las estrategias, los planes, los acuerdos, y desaparecer las justificaciones que impiden en Machuca una bodega como merecen unos y otros.

Allí no tienen el privilegio de entretenerse mirando vidrieras; por tanto, acercarles cuanto necesitan es un compromiso con quienes sí tienen el privilegio de vivir cerca de donde más temprano sale el Sol. ¡Ayudemos a mantener esa dicha entre el lomerío!

4:00 pm.
- 21/04/2014 0 comentarios | |

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES