Marzo 11, 2019 - 9:30am
- 11/03/2019 0 comentarios | | |

"Viajar en avión..., para correr"

Yudiesel tiene ya 16 años y estudia en la escuela de oficios René Martínez Tamayo. Hace algunos meses, durante un evento provincial en la Eide Julio Díaz, obtuvo el primer lugar en las carreras de 100 y 200 metros, y resultó la mejor velocista en la categoría 15-16 femenina.
Aydelín Vázquez Mesa aydelin1987@gmail.com

Observar a Ana Fidelia Quirot protagonizar una de sus hazañas a través de la televisión, era como verse a sí misma muchos años después. Lo mismo sucedía cuando disfrutaba del tránsito raudo de Usain Bolt por las pistas del atletismo. Y es que Yudiesel siempre supo que sería corredora.
Apenas tenía 9 o 10 años y estudiaba en una escuela especial de Ciudad Libertad, en La Habana, cuando descubrieron sus capacidades físicas para el atletismo. “Cada vez que la dejaba con algún familiar para salir, siendo aún una niña, ella salía corriendo 'desprendida' detrás de mí para no quedarse. Siempre estaba corriendo de un lado a otro”, recuerda Edisel, su madre.
Durante el tránsito de quinto a sexto grados, la familia se trasladó a San Cristóbal, y Yudiesel de la Caridad Ortega continuó sus estudios en la escuela especial 8 de Octubre. Allí conoció a María Valido Garrido, su profesora de Educación Física desde entonces.
“Los resultados de las pruebas en clases arrojaron sus habilidades físicas para la carrera. Cada año realizamos en el centro las Olimpiadas de base, y ella siempre descolló como una de las mejores estudiantes. Comencé a potenciar sus habilidades hasta hoy”, explica la profesora.
Yudiesel tiene ya 16 años y estudia en la escuela de oficios René Martínez Tamayo. Hace algunos meses, durante un evento provincial en la Eide Julio Díaz, obtuvo el primer lugar en las carreras de 100 y 200 metros, y resultó la mejor velocista en la categoría 15-16 femenina.
Luego, en las Olimpiadas Especiales Nacionales, mereció nuevamente las medallas doradas en ambas modalidades, y colaboró en la coronación del equipo de Artemisa en el relevo de 4x400.
Tales premios sirvieron de antesala a una sorpresa mayor: ganó el derecho a participar en las próximas Olimpiadas Especiales, del 7 al 23 de marzo en Dubai. “Estaba en mi casa cuando recibí la noticia. Empecé a llorar de emoción, y mi mamá conmigo. Ese es mi sueño. Desde niña le decía a mi familia que iba a viajar en avión, y sería para correr”, dice sonriente Yudiesel.
Hace pocos días podía vérsele junto a su profesora cada tarde, de lunes a miércoles, entre las 2:00 y las 4:00, entrenar en el estadio La Bombonera. “Primero hago el calentamiento en los equipos del Biosaludable y luego recorro una o dos veces la pista. La profe me da muchos consejos para lograr buenos resultados”.
María sabe del rigor de la competencia que enfrentará su pupila. Ella asistió a las Olimpiadas Especiales celebradas en 2007 en China, y constató el alto nivel de los participantes en este tipo de evento.
“Hemos hecho un trabajo serio. Yudiesel ha mantenido los tiempos en cada carrera, y es muy receptiva a las indicaciones; esperamos un buen resultado. Me siento satisfecha con lo logrado”, comenta.
Hasta el 7 de marzo, la atleta estará en La Habana, donde continúa su entrenamiento, y viajará hacia Dubai. Mientras la profesora confía en su alumna, Edisel, como madre al fin, se debate entre la alegría por el logro de su hija y la aflicción de permanecer tantos días separadas, y Yudiesel…, pues Yudiesel disfruta la inmensa felicidad de vivir su sueño.
 

Yudiesel de la Caridad Ortega, a la derecha, con su entrenadora
Yudiesel de la Caridad Ortega, a la derecha, con su entrenadora
Marzo 11, 2019 - 9:30am
- 21/04/2014 0 comentarios | |

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES