8:30 am.
- 04/06/2017 0 comentarios | | |

Travesía de un caballo de coral

Recién concluyeron el VII Curso Taller de Creación Literaria y Apreciación Artística El Caballo de Coral, espacio idóneo para adentrarse en el fascinante mundo de la literatura, y en el cual han ido acompañados de la mano de la escritora Marilú Rodríguez Castañeda.
Yusmary Romero Cruz yusmary26688@gmail.com

Comparten una misma pasión que les hace desbordar pensamientos, sueños, anhelos, sentimientos… en una hoja de papel o frente a la computadora. Pese a su juventud, no logran desprenderse de la afición que les ha hecho descubrir cuánto pueden si dan rienda suelta a vivencias e imaginación, sobre la base de técnicas aprendidas.
Recién concluyeron el VII Curso Taller de Creación Literaria y Apreciación Artística El Caballo de Coral, espacio idóneo para adentrarse en el fascinante mundo de la literatura, y en el cual han ido acompañados de la mano de la escritora Marilú Rodríguez Castañeda.
Desde el primer día —como sucede en cada edición— a estos ocho aprendices los inspiró una lección manifiesta en el cuento de Onelio Jorge Cardoso, que da nombre al taller y ha marcado a los más de 60 estudiantes de esta pequeña escuela, ya con varios años en su andar. “El hombre tiene dos hambres, la del espíritu y la del estómago”.
Y es que Marilú pretende despertarles el “hambre espiritual” por las manifestaciones artísticas. En los últimos años, tras la apertura del curso en Guanajay, han realizado encuentros con escritores, guionistas de cine, pintores, así como visitas dirigidas, clases prácticas y  presentaciones del quehacer de los jovencitos.
Como punto culminante de esta edición, se dieron cita en el Museo Carlos Baliño, del referido municipio, y compartieron impresiones sobre este tiempo en común —de varios sábados al mes— y parte de sus creaciones literarias.  
En un suplemento distribuido en el encuentro, que distingue a cada curso y en esta oportunidad denominaron La Canchánchara, mostraron una selección de propuestas concebidas por los graduados durante esta etapa.
Hay alumnos que quieren integrarse una vez más al taller. Generalmente dura seis meses, casi siempre de octubre a marzo. ¿Para ingresar? Basta “que tengan intereses por la literatura y el arte”, responde Marilú, y añade que ha tenido estudiantes de Mariel y Artemisa.
A solicitud de varias personas, entre octubre y enero iniciará un curso para adultos, pero tratará de mantener a los jóvenes, aunque hayan de compartir el tiempo. De modo que El Caballo de coral seguirá cosechando frutos y descubriendo talentos literarios.
 

8:30 am.
- 21/04/2014 0 comentarios | |

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES