9:15 am.
- 07/11/2014 0 comentarios | | |

Tomar las riendas del futuro

Alexei predice un rico futuro para el joven deportista: Puede ser promovido a la Escuela Nacional de Equitación, sin minimizar la nuestra, de excelentes profesionales
Susana Alfonso Tamayo susanaat1989@gmail.com

Era el más pequeño de todos los jinetes que se presentaron esa mañana en la UEB de Flora y Fauna de Artemisa por el día del trabajador agropecuario, pero no por menor menguó la destreza en su rutina con respecto al resto. Seguro de sí, dominó su caballo y superó limpiamente cada salto. Mientras, los espectadores a mi alrededor hacían comentarios cargados de asombro y elogios.

Periodista al fin, no me quedé en el mero estupor y el sinsabor de la curiosidad insatisfecha, y me aventuré en la búsqueda de la historia detrás de este talento local.

Se llama Brayan Canet González y tiene nueve años, cumplidos en julio. Lo dice entre sonrisas y un poco de pena. Javier, su papá, lo ayuda.

“Desde muy chiquito montaba la yegua del vecino. Vinimos a la escuela y dijeron que tenía buenas perspectivas. Siempre ha montado con confianza, desde el inicio sin miedo”.

El pequeño argumenta que le gustan mucho los caballos, su padre tiene dos. Asiste, desde hace un año, a la escuela de equitación radicada en la provincia.

“En el Club Hípico Rancho Azucarero están inscritos 26 estudiantes de diferentes edades, de la de Brayan solo son cuatro o cinco”, indica Alexei Hernández, su entrenador.“Se encuentra en la categoría de futuros campeones, en la modalidad de salto. Hasta ahora muestra un buen dominio técnico y ha participado en topes interclub. Salta entre 89 y 90 centímetros, cuando la medida establecida para su edad es de apenas 40”.

Según Alexei Hernández, entrenan a los estudiantes por encima de su nivel de competencia para que estén mejor preparados. “Vamos subiendo la parada en la medida que se sientan cómodos”, afirma.

El entrenamiento, más allá del esfuerzo, resulta disfrutable para Brayan. Cada martes y jueves, a partir del mediodía y hasta aproximadamente las 4:00 de la tarde, tiene un encuentro con la actividad que anhela el resto de la semana. Durante este corto espacio de tiempo, puede ensillar y montar a Risueño, caballo con el cual forma binomio en las exhibiciones.

Alexei predice un rico futuro para el joven deportista: “Puede ser promovido a la Escuela Nacional de Equitación, sin minimizar la nuestra, de excelentes profesionales”. Es un porvenir en creciente brillo en tanto mezcle porciones equivalentes de pasión, sacrificio y habilidad.

Brayan en compañía de sus dos mentores / Foto: Humberto Lister
Brayan en compañía de sus dos mentores / Foto: Humberto Lister
9:15 am.
- 21/04/2014 0 comentarios | |

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES