2:00 pm.
- 01/05/2014 0 comentarios | | |

Sismo de gigantesca magnitud

Los artemiseños respaldaron la convocatoria de Raúl y demostraron que es posible hacer temblar la tierra
María Caridad Guindo Gutiérrez mguindogutierrez@gmail.com

Nadie se lo orienta, sin embargo María Lourdes cada año le dice a todos los que desfilan: ¡Levanten esas banderas! ¿Dónde está el entusiasmo que caracteriza a los jóvenes? ¡Así me gusta, con el colorido y la alegría de siempre! Este Primero de Mayo no fue diferente. Se ubicó bien temprano en la avenida 28 de Enero del municipio cabecera, muy cerca de la entrada al Mausoleo a los Mártires de Artemisa, frente al emblemático ocho plantas, y desde allí cuidaba que nadie se desviara sin concluir el desfile.

Esta maestra de la escuela primaria Ciro Redondo García hace 29 años, lo hace “porque me gusta, para que el pueblo se entusiasme y haya más alegría.” No se trata de una dirigente sindical, sino de una cubana, militante del Partido, que disfruta las iniciativas, los lemas, la emoción…

En el desfile por el día internacional de los trabajadores, el proyecto comunitario Desafío a la imaginación, dirigido por Silvia García, deleitó a todo el pueblo artemiseño con una conga donde bailaron niños, jóvenes y adultos. Tampoco faltó la conga de La Matilde con el ritmo contagioso al cual nos tiene acostumbrados. Y es que la auténtica música cubana constituye el plato fuerte en cualquier fiesta de pueblo.

Uniformes, pulóveres rojos, blancos y azules, banderas y carteles inundaron las calles en respaldo a nuestro Socialismo, con unidad y eficiencia.

Casi todos los sectores de la sociedad llevaron iniciativas que identifican su labor: panaderos, trabajadores de la galletería y de fibrocemento, así como los agropecuarios, quienes exhibieron a sus caballos como es ya tradicional en el territorio.

Los artemiseños respaldamos la convocatoria de Raúl y demostramos que es posible un sismo popular cuando se mezclan en las calles obreros, campesinos, federadas, estudiantes, en un legítimo ejercicio de democracia y participación.

Aquí hubo un terremoto de júbilo y pasión, que hizo temblar hasta las entrañas de la tierra de coraje y sonrisas, como la calificara el Indio Naborí. Un pueblo en plazas y avenidas por la firmeza de la Patria, celebrando 55 años de luchas y victorias, sin reclamar nada que no sea capaz de conquistar con su trabajo. 

2:00 pm.
- 21/04/2014 0 comentarios | |

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES