Marzo 14, 2019 - 6:00am
- 14/03/2019 0 comentarios | | |

Ser periodista, un privilegio

Ser periodista es tener la posibilidad de cambiar algo para el bien de todos, de ser escuchado o leído, de poner luz sobre la oscuridad, de desafiar con palabras la voluntad del errado, de describir lo indescriptible de manera tan clara que casi hagas una foto mental, de aunar personas, de ser parte de quienes aportan su granito de arena por una sociedad más coherente, más justa, mejor
Sailys Uria López sai.uria0322@gmail.com

No basta con decir que es el mejor oficio del mundo, ni alcanza con ser reconocidos. No puede parecer suficiente que la agenda, el bolígrafo, la cámara o la grabadora parezcan extensiones del cuerpo. Fungir como reportero debe ser más que un trabajo, una forma de vida.

Se traduce en desandar caminos oscuros; destinos a los que quizás nadie quiere llegar, o regresa al ver —desde lejos— el primer obstáculo; se compone de problemas que no son tuyos y luego descubres que te duelen como al afectado.

Es ser voz y pluma de quien se cree callado y aislado. Aferrado a un lápiz o tecleando una letra tras otra en el ordenador, detrás de un micrófono de la radio o delante de una cámara de televisión has de ser capaz de lo que, quizás, ni habías imaginado cuando por elección o azar de la vida terminaste en la fila de los periodistas.

Martí lo definió en Patria, el periódico fundado el 14 de marzo de 1892.

“Que todos encuentren en el diario lo que pueden necesitar saber”. Por eso estar cada vez más metido en el pueblo, en lo que piensa la gente, lo que le importa de veras, la llamada agenda pública, es tarea imprescindible para quienes tenemos la responsabilidad de parecernos más a ellos que a políticas o resoluciones.

Hablar de lo que ellos hablan debe convertirse en el día a día; solo así se logra confianza en nuestra prensa cubana. Un cronista de su tiempo ha de retratar a las personas en su espacio, haciendo historia, en la cosecha del tomate más grande, curando al más grave enfermo o convirtiendo lamentos cotidianos en puro baile.

Escribir sin miedo a buscarse problemas no lo asumen muchos, pero cuando una publicación en Facebook se llena de comentarios o te detienen en la calle para felicitarte porque él hubiese dicho lo mismo… ¡ah, eso vale oro! Ahí sientes que estás haciendo lo correcto.

Ser periodista es tener la posibilidad de cambiar algo para el bien de todos, de ser escuchado o leído, de poner luz sobre la oscuridad, de desafiar con palabras la voluntad del errado, de describir lo indescriptible de manera tan clara que casi hagas una foto mental, de aunar personas, de ser parte de quienes aportan su granito de arena por una sociedad más coherente, más justa, mejor.

Entonces sí, es un privilegio. Como bien dijo el Gabo: “el periodismo es el mejor oficio del mundo”, y nunca debemos creer suficiente que la agenda, el bolígrafo, la cámara o la grabadora parezcan extensiones del cuerpo, porque nunca dejas de trabajar si eres periodista. Ser reportero es obra, compromiso, vida.

Marzo 14, 2019 - 6:00am
- 21/04/2014 0 comentarios | |

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES