9:30 am.
- 22/09/2016 0 comentarios | | |

Un respiro a través de la lluvia

También la lluvia registrada en los últimos días de agosto favoreció considerablemente a la cuenca Ariguanabo, la cual recuperó los niveles estáticos hasta zona favorable
Arlenis Duarte Diego arlenisduartediego@gmail.com

Según expertos, dentro de algunos años las guerras tendrán un nuevo móvil. Serán obsoletas las luchas por un pedazo de tierra, oro o petróleo ante la catástrofe que se avecina, si el hombre continúa malgastando un preciado y no renovable recurso como el agua.
La desertificación y la sequía ya afectan buena parte de nuestro planeta, incluso a Cuba y, desde luego, a Artemisa. Las grandes reservas sufren a causa del cambio climático y la acción contaminadora de la especie humana. Aunque tres cuartas partes de la Tierra están cubiertas por agua, solo un porciento muy bajo es potable, lo cual hace más necesario su cuidado, pues sin ella no se puede vivir.
En las últimas épocas las nefastas consecuencias de la sequía han llegado hasta nuestro archipiélago. Sectores fundamentales como la agricultura y el abasto a la población han sido perjudicados por la carencia de agua, quizás más evidente en la zona oriental del país.

Artemisa sonríe tras la lluvia
Nuestra joven provincia igual lo ha sufrido. La cuenca Ariguanabo (suministra el líquido a varios municipios artemiseños y a la capital de todos los cubanos) llegó a niveles tan bajos que se prohibió utilizar su agua en faenas agrícolas, para priorizar el suministro al pueblo.
Algunos indolentes desvían el agua, pero ya se labora en pos de eliminar tales violaciones e incrementar el bienestar de la población.
Unos la anhelan. Otros protestaron por las numerosas lluvias de los últimos días, al ver interrumpidos sus planes. Lo cierto es que trajeron un respiro, no solo a Ariguanabo sino a todos los embalses del territorio, los cuales aumentaron sus volúmenes de manera considerable.
Si bien hubo inundaciones y ligeros daños en determinados cultivos, la tierra dio la bienvenida a esas precipitaciones, pues fueron más los beneficios.
Al cerrar agosto el acumulado de lluvias ascendió a 317.3 milímetros, el 169.9% del acumulado histórico para ese mes (186.80), y los embalses almacenaron 225 millones de metros cúbicos, para un porciento de llenado de acuerdo con el nivel de agua normal.
Ya para el 15 de septiembre el volumen de agua embalsado en la provincia creció hasta 250 millones de metros cúbicos, el 92.80 por ciento de su capacidad, y se reportaron vertimientos en siete embalses: Mosquito, Laguna de Piedra y Bahía Honda (Bahía Honda), La Coronela (Caimito), Maurín (Bauta) y San Julián (San Cristóbal).
Solo a estas alturas del mes el acumulado promedio de precipitación alcanzó 105.2 milímetros, que representa el 46.9 por ciento del acumulado promedio histórico para septiembre.
Estos indicadores de veras alientan, cuando aún resta el período lluvioso de finales de septiembre y todo el mes de octubre, sostiene el ingeniero Ernesto Morales, especialista de la Dirección Técnica y Desarrollo, de la Empresa de Aprovechamiento Hidráulico de Artemisa (EAHArtemisa).
También la lluvia registrada en los últimos días de agosto favoreció considerablemente a la cuenca Ariguanabo, la cual recuperó los niveles estáticos hasta zona favorable, agrega.
El resto de las cuencas subterráneas disponen del volumen de agua demandado para el último trimestre de 2016.
Con el objetivo de enfrentar la sequía, la EAHArtemisa encara el control semanal de la lluvia y de la explotación en la cuenca Ariguanabo, prioriza el programa de metraje a todos los clientes en la Cuenca (a fin de controlar el Volumen de Extracción de Agua) y prohíbe el riego en esta, como único modo de asegurar el abasto a la población.
Las recientes precipitaciones y las medidas para evitar el derroche contribuyeron con el mejoramiento de la situación en el territorio. Resta ahora, a cada uno de nosotros, como parte de la sociedad, velar por tan preciado líquido.
El hombre puede estar varios días sin comer o dormir, pero no consigue subsistir sin agua por mucho tiempo. Si queremos disfrutar de cada uno de sus beneficios mañana, es hora de preservarla hoy.
 

La Cuenca Ariguanabo recuperó los niveles estáticos hasta zona favorable / Foto: Otoniel Márquez
La Cuenca Ariguanabo recuperó los niveles estáticos hasta zona favorable / Foto: Otoniel Márquez
9:30 am.
- 21/04/2014 0 comentarios | |

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES