9:15 am.
- 22/04/2014 0 comentarios | | |

Rescatan consultorios médicos en Caimito

Con el empeño de los pobladores cambia para bien la imagen de dos comunidades caimitenses
Rommell González Cabrera rommellgonzalez@gmail.com

Las comunidades de Menelao Mora y Genética del Oeste, pertenecientes a Caimito, comparten un don especial: la cercanía al mar. En estos sitios, el viento salitrado y el intenso sol obligan al constante cobijo y, quizás, hasta influyan en la calma del ambiente que recibe al visitante.

Ambos poblados poseen una cotidianidad singular. Muchos de sus habitantes contribuyen con la reanimación de lugares imprescindibles para mejorar la calidad de vida, como los consultorios médicos, reparados en diciembre del año pasado, tras un empeño con mano de obra ciento por ciento lugareña.

Para materializar esta tarea, resultó vital la dirección, el poder de convocatoria y el ejemplo de Edel Mesa y Ángel Téllez, delegados de circunscripción. Mesa, de Genética del Oeste y Téllez, de Menelao Mora.

Ellos, al decir de Mariluz Del Carmen Rosario, vicejefa de la Asamblea Municipal del Poder Popular, buscan soluciones a los planteamientos de los electores con la participación popular, lo cual constituye un principio de la división de funciones entre la Asamblea y la Administración.

Pobladores entrevistados por el artemiseño reconocieron el entusiasmo y perseverancia de estos delegados. Mesa destacó la construcción de un parque infantil y la capilla, así como la erradicación de salideros. Mientras, para Téllez sobresalen el rescate de un monumento erigido en memoria de Menelao Mora, y la reparación del techo de la bodega y la cafetería. Todo con el esfuerzo de la población.

Mejora la atención médica

La alegría de la enfermera Caridad Millo no tiene límites. Trabaja en el consultorio médico de la comunidad Genética del Oeste desde antes de su apertura oficial, el tres de abril de 1990.

“Estuvimos sin la puerta principal unos cinco años después de las afectaciones del huracán Charley. Pero mantuvimos la atención. Ahora podemos ofrecer consultas especializadas, algo imposible durante años por el deterioro del inmueble”.

El mismo regocijo comparte Juana Mercedes Ylla, la enfermera de Menelao Mora, quien acumula un cuarto de siglo de labor en esa instalación. Ambas reconocieron el impacto de las obras, pues la población ya no necesitará trasladarse hasta los policlínicos de Caimito, Baracoa o Santa Fe.

Luz María Rodríguez, Vidalina Estrada, Emma González y María Luisa Corcho, son vecinas de Caridad Millo. Ellas, como muchos otros, también cooperaron con la reparación. Y esa actitud ha de ser ejemplo para quienes asuman el rescate de dos consultorios con apoyo popular previstos para este año en Caimito.

Ahora todos tienen el deber de cuidar cada instalación, las cuales benefician a unas 2 800 personas. Pero también el entorno, pues frente al consultorio de Menelao Mora había basura dispersa.

Queda mucho por hacer, opinan Edel Mesa y Ángel Téllez. Demostraron que la población puede aportar mucho a la solución de los problemas de cada comunidad. Solo precisa unidad. Y esa pueden lograrla los delegados.

9:15 am.
- 21/04/2014 0 comentarios | |

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES