5:00 pm.
- 10/08/2017 0 comentarios | | |

Realidad a golpe de trabajo

Estos sitios de frutales se encuentran en la carretera que une la capital provincial con Alquízar. Los distinguen el orden y cuidado de los cultivos, y deviene ejemplo de cuánto puede lograrse con voluntad y sacrificio.
Rommell González Cabrera rommellgonzalez@gmail.com


Hace dos años Orelvis Iglesias llegó a Artemisa con una misión: crear el vivero provincial de frutales. En julio de 2015 adquirió 27 hectáreas en usufructo por el Decreto 300 en áreas de la CCS Antero Regalado. Junto a su hermano y tres obreros de su natal Sancti Spíritus, puso manos a la obra.  
“Fue una orientación de Gustavo Rodríguez, ministro de la Agricultura. Soy ingeniero agrónomo y ejercía como viverista en mi provincia, adonde iban a buscar posturas desde varios lugares del país, incluida Artemisa”, cuenta Iglesias.

De terreno baldío a finca integral
La finca La Clemencia sería el lugar seleccionado para cumplir la importante tarea. “Cuando llegamos solo era  maleza, no habían caminos, ni agua. Imagínese, varios años sin explotarse.
“Lo primero que hicimos fue limpiar y construir un vivero pequeño para lo cual recibimos una significativa ayuda de Osmani Cordero, propietario de la finca de frutales El Brujo. Después trazamos y roturamos. En agosto comenzamos a sembrar posturas que habíamos producido en Sancti Spíritus”.
Paralelo a la limpia y siembra también construyeron una vivienda donde reside Osnelvis Iglesias, hermano de Orelvis. En tiempo récord, a golpe de un gran esfuerzo y persistencia, el quinteto de hombres delineó caminos y convirtió un terreno improductivo en una finca integral de frutales de 25 y media hectáreas.  
“Muy importante para nosotros resultó intercalar frijol y garbanzo, pues en marzo de 2016 ya lo estábamos cosechando y lo comercializamos con Acopio y los mercados de la CCS. En julio iniciamos la entrega de frutabombas a ocho acopios de la provincia, los puntos de venta de la cooperativa  y a dos minindustrias: El Batey, en Caimito, y otra ubicada en Bayate, Candelaria.
“Bueno, tuvimos que regar con pipas. Después montamos una turbina y regamos por aniego. Este año debemos instalar un sistema de riego por goteo”.
Lo que era un terreno baldío en 2015 es hoy una finca integral de frutales en la cual encontramos café robusta con 15 meses y posturas en vivero. “Estamos insertados en un movimiento que potencia la siembra de café en el llano. En noviembre cosecharemos sus primeros frutos los cuales comercializaremos con las empresas cafetaleras de la provincia”.  

Especies sembradas en la campaña 2016-2017 en la Finca Integral de Frutales La Clemencia

Especies                                          Posturas
Mamey                                           30 000
Mango                                         120 000
Aguacate                                           5 000
Tamarindo                                          2 000
Chirimoya                                           2 500
Café                                            20 000
Guanábana                                           1 000
Anón                                          2 000
Pomarrosa                                          1 000

Más allá del vivero de frutales
El vivero provincial comprende una y media hectáreas a la entrada de la finca. De acuerdo con Orelvis Iglesias, el proyecto comenzó a materializarse entre abril y mayo de 2016 con posturas de mango, aguacate, mamey, frutabomba y anonáceas.  
“Para ese momento vendimos alrededor de 300 000 posturas y existen hoy, en proceso de producción, 200 000. El propósito es llegar al millón”.
La aventura iniciada por Orelvis hace dos años no concluye con el vivero y su puesta en producción. En la finca La Clemencia se construye una nave para el enraizamiento de esquejes que permitirá la propagación de la guayaba y la acerola, principalmente, otra para desarrollar la lombricultura y el área de semillero.
“Trabajamos, además, en el montaje de un centro de beneficio y conservación de frutas con destino al turismo y el mercado nacional, el cual comprende una cámara de mantenimiento y otra de congelación. También prevemos incursionar en el mercado de las frutas deshidratadas. Ya comenzamos a congelar mango”.
Orelvis también integra el movimiento de productores especializados que tributan a la Empresa de Frutas Selectas, a la cual entrega producciones dos veces a la semana, al igual que a la UEB Comercializadora (Acopio) de la Empresa Agropecuaria de Artemisa.
Estos sitios de frutales se encuentran en la carretera que une la capital provincial con Alquízar. Los distinguen el orden y cuidado de los cultivos, y deviene ejemplo de cuánto puede lograrse con voluntad y sacrificio.
 

5:00 pm.
- 21/04/2014 0 comentarios | |

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES