9:30 am.
- 13/05/2017 0 comentarios | | |

Quietud aparente en el sitio de nuestros héroes

Desde abril cerró sus puertas al público el Mausoleo a los Mártires de Artemisa, y aunque hasta aquí han llegado algunos cubanos y extranjeros que lo desconocen, quienes sí han estado dentro de él han sido profesionales de la Empresa de Proyectos, inversionistas, constructores, artistas de patrimonio y otros responsables de restablecer la funcionabilidad al monumento nacional
Yudaisis Moreno Benítez yudaisismoreno@gmail.com

Un complejo y necesario proceso de mantenimiento se adueña por estos días de uno de los más simbólicos lugares para los artemiseños: el Mausoleo a los Mártires de Artemisa.
Desde abril cerró sus puertas al público, y aunque hasta aquí han llegado algunos cubanos y extranjeros que lo desconocen, quienes sí han estado dentro de él han sido profesionales de la Empresa de Proyectos, inversionistas, constructores, artistas de patrimonio y otros responsables de restablecer la funcionabilidad al monumento nacional.
Estudios de factibilidad para realizar la tarea técnica, levantamiento topográfico del terreno, valoraciones del presupuesto a cuantificar al acometer la obra y crear las condiciones necesarias para intervenir el vitral, son de las acciones acometidas con total nivel de detalles, precisó Mabel Martínez, directora del sitio histórico.
Asimismo, nos explica que el colectivo del Mausoleo desarrolla determinados servicios de consulta, enriquece diferentes colecciones relacionadas con Artemisa en el Moncada, investiga acerca del epistolario de Ciro Redondo, quien es además de moncadista el Patriota Insigne de la provincia, profundiza en las biografías de los jóvenes héroes, sobre todo de aquellos como Florentino Fernández, recientemente trasladado al recinto mortuorio.
En escuelas locales prevén realizar La historia de visita, con charlas, presentaciones de libros y audiovisuales, además de otras actividades en unión al colectivo del Museo Municipal, cerrado también al público.
Para no detener su incansable labor a favor de la promoción de la historia sostienen sus habituales proyectos comunitarios como Toma mi mano, con sede en el Pre Eduardo García Lavandero, y promueven actividades con bibliotecarias escolares acerca del patrimonio local.
Mientras dos grandes andamios, dentro y fuera del monumento central, impiden la visibilidad y el acceso al lugar donde descansan 17 de los héroes del 26 de Julio, aspiran a que solo haya quietud el tiempo preciso, y volverá el Mausoleo a ser “el centinela vigilante”, como lo eternizó Ramiro Valdés en 1977, “que nos recuerda siempre que la Revolución es una sucesión de hombres y generaciones”.  
 

9:30 am.
- 21/04/2014 0 comentarios | |

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES