Diciembre 6, 2018 - 8:45am
- 06/12/2018 1 comentario | | |

¿Quién les pone cascabel a los perros callejeros?

En el primer semestre de 2018, se habían reportado 436 personas lesionadas por perros callejeros sin dueños, los cuales han provocado un elevado uso de tratamientos antirrábicos humanos: 40 hasta esa fecha.
Aydelín Vázquez Mesa aydelin1987@gmail.com

En mayor o menor proporción, la presencia de perros callejeros resulta habitual en ciudades y pueblos artemiseños. Personas con especial sensibilidad por los animales deciden responsabilizarse con algunos y los proveen de hogar. Hasta existen quienes, a tenor con los debates del Proyecto de Reforma Constitucional, manifiestan la necesidad de una legislación que los proteja.
Para otros, el arrojo a lugares públicos constituye la solución para deshacerse de quien ya no es su mejor amigo, sino un estorbo. Pero los animales sin dueño tienden a reproducirse sin control; además, son más propensos a contraer y transmitir enfermedades.

Números en ascenso
En el primer semestre de 2018, se habían reportado 436 personas  lesionadas por perros callejeros sin dueños, los cuales han provocado un elevado uso de tratamientos antirrábicos humanos: 40 hasta esa fecha.
Guanajay, Bahía Honda, San Cristóbal, Mariel y Bauta constituyen los municipios de mayor afectación. De los 10 focos de rabia animal detectados, dos ocurrieron en caninos: uno en Bauta y otro en Candelaria. Según estadísticas de la Subdirección Provincial de Higiene y Epidemiología, de 2016 en adelante tienden a aumentar.
“Durante 2017 se mantuvo alto el riesgo de transmisión de rabia debido al incremento de personas lesionadas (1 099) por animales. Igual sucedió con los tratamientos antirrábicos, aplicados en un 6,4 por ciento (%). El perro resultó la especie más lesionadora, responsable del 96% de los reportes. Y el 38% (420) de los lastimados fueron niños.
“Asimismo, creció la rabia animal, de cinco focos en 2016, a seis ahora: tres en San Antonio, dos en San Cristóbal y otro en Candelaria. Uno fue un canino”.
Cuando alguien resulta agredido por un perro callejero, debe aplicársele el tratamiento médico de forma preventiva, al no tener control sobre el estado de salud del animal.

Panorama poco halagüeño
El Programa Nacional de Control de Rabia establece el saneamiento de más del 50% de la población canina sin dueño, para disminuir el riesgo de transmisión. Su incumplimiento ha contribuido a la situación existente.
“La provincia carece de sistemas de captura adecuados para estas funciones, y de centros de observación canina”, declara la doctora  Yanelis Amador Borrego, subdirectora provincial de Higiene y Epidemiología.
“Como alternativa a la falta de carro de captura, se emplea una carreta adaptada, tras un tractor u otro vehículo, de acuerdo con las posibilidades de los municipios, pues muchos no priorizan la logística necesaria.

Hoy son insuficientes los equipamientos para el traslado de los caninos

“Generalmente se utilizan los tractores asignados al control de vectores, pero no todas las localidades poseen ni existe asignación de combustible para esta labor. Organizamos la rotación de la carreta; sin embargo, hubo inestabilidad en el apoyo de los gobiernos municipales, y la alternativa resultó ineficaz”, detalla la directiva.
En estos momentos está en San Cristóbal. “Es una jaula muy pesada, hecha sobre la base de una carreta rusa; no puede ser trasladada detrás de cualquier carro ligero. Hace dos años se le facilitó a la Dirección Provincial de Salud para que planificara las capturas en el territorio, porque es la única”, explica el doctor Joel Sánchez Portela, director municipal de Salud Pública.
“La tenemos hace casi un mes. Hemos hecho saneamiento en los consejos populares Ramón López Peña y San Cristóbal 2. Existe una planificación para abarcar toda la localidad”.
No obstante, este medio de captura y traslado de los caninos incumple con las normas de bienestar animal, pues los capturados deben estar separados por jaulas individuales para evitar daños físicos por riñas y contagios de enfermedades.
Amador Borrego aclara que la provincia ha recibido el apoyo del carro de captura de La Habana en situaciones puntuales, aunque resulta insuficiente para las necesidades.
Como agravante, Artemisa solo cuenta con un Centro de Observación Canina, necesitado de reparación, en San Cristóbal. Eso provoca la violación de las normas para la captura, al no ofrecer un destino final adecuado a los animales, con lo que pierde efectividad el saneamiento.

Urge mejorar las condiciones de este centro de aislamiento ubicado en San Cristóbal


“En el centro de observación canina el perro permanece 48 horas. Si vienen a buscarlo, lo vacunamos, le aplicamos una multa a su dueño y lo devolvemos; si no hay reclamación en ese término, lo sacrificamos con estricnina”, expone Sánchez Portela.
El envenenamiento constituye otra de las acciones de saneamiento. Según la subdirectora provincial de Higiene y Epidemiología, ha sido aplicado en zonas rurales; está prohibido usarlo en las ciudades.

Sin solución a la vista
Amador Borrego asegura que la Asamblea Provincial del Poder Popular y autoridades del Ministerio de Salud Pública conocen el problema; mas, no aparece solución. En efecto, la falta de carros de captura y la deficiente actividad de saneamiento canino figuran entre los señalamientos de la reciente visita ministerial.
Las enfermedades sufridas por los perros callejeros pueden ser muy variadas, muchas coexisten en un mismo animal. El tránsito por basureros, el ambiente hostil de la calle y el hambre, entre otras causas, los hacen particularmente vulnerables a todo tipo de padecimientos.
Muchas de esas patologías, tanto las de origen bacteriana como viral, son transmisibles al hombre; de ahí que su proliferación constituya un gran riesgo para la salud.
Además, atentan contra el ornato de nuestras ciudades y pueblos. La causa de origen: el descuido o, peor aun, el abandono por sus dueños, debiera ser objeto de penalización con más frecuencia, así como el maltrato animal. Pero, ciertamente, los que ya hoy vagan por las calles, entrañan un problema a resolver con celeridad.
 

Hasta en lugares tan céntricos como el Bulevar artemiseño deambulan perros con diferentes enfermedades
Hasta en lugares tan céntricos como el Bulevar artemiseño deambulan perros con diferentes enfermedades
Diciembre 6, 2018 - 8:45am
- 21/04/2014 1 comentario | |

COMENTARIOS DE LA NOTICIA

Michael Valdes
- 2018/12/10 - 22:02
1
Es verdad que la presencia de perros callejeros afectan la presencia de la ciudad, pero eso no es motivo para que estos animales sean tratados tan mal a la hora de la captura. Creo que deberían implementar normas para el trato y el traslado de dichos animales y así respetar sus derechos, ya que estos no tienen culpa de que sus dueños hayan decidido prescindir de ellos, solo intentan sobrevivir.

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES