9:30 am.
- 20/07/2017 0 comentarios | | |

¡Qué sabor! Cubanito

En Cuba conocemos el Bloody Mary como Cubanito, y quizás hasta haya sido su antecedente, aunque cambiamos el vodka por nuestro sabroso ron Carta Blanca. Erlys Hernández, uno de los bármanes del motel El Lago, ubicado en Bauta, prepara un Cubanito exquisito, cuya fórmula compartió gustoso con el artemiseño.
Rommell González Cabrera rommellgonzalez@gmail.com

Para algunos estudiosos los orígenes de la coctelería parecen remontarse a la Francia del siglo XVI. Otros lo localizan en el Caribe insular, aderezado por leyendas de piratas y corsarios. No obstante, casi todos coinciden en que tuvo su apogeo en Norteamérica, en la década del 20 del siglo pasado, en plena Ley Seca.
Un coctel es la mezcla equilibrada de dos o más bebidas, que producen un nuevo y aromático sabor en el cual ningún ingrediente supera al otro. En los años 20 del siglo pasado surgió un coctel llamado Bloody Mary, cuyos ingredientes eran vodka, zumo de tomate, sal y pimienta negra, salsa inglesa, picante Tabasco, zumo de limón o de lima.
En Cuba conocemos el Bloody Mary como Cubanito, y quizás hasta haya sido su antecedente, aunque cambiamos el vodka por nuestro sabroso ron Carta Blanca. Erlys Hernández, uno de los bármanes del motel El Lago, ubicado en Bauta, prepara un Cubanito exquisito, cuya fórmula compartió  gustoso con el artemiseño.  
"No deben faltar el jugo de limón a un dedo de altura del vaso, el hielo y el ron, siempre Carta Blanca, aunque él prefiere el Habana Club Añejo 3 Años, tampoco el jugo de tomate y las goticas de picante. Se puede prescindir de la salsa inglesa, pero no de la  decoración con limón.  
El Cubanito es fácil de preparar, aunque Erlys recomienda utilizar jugo de tomate que no contenga condimentos, ni sal,  ni grasa y tampoco el Kermato. El Cubanito es un coctel para los amantes  de los tragos salados, que lleva el fuego de Cuba incluido.
 

9:30 am.
- 21/04/2014 0 comentarios | |

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES