Enero 21, 2019 - 9:30am
- 21/01/2019 2 comentarios | | |

¡Que Artemisa nazca cada vez más!

Mantener los índices alcanzados en el territorio, e incluso mejorarlos, constituye el reto principal si aspiramos a más alumbramientos felices. Cada uno de ellos prolonga, cual si fuese imperecedero, el nacimiento de la provincia de Artemisa
Aydelín Vázquez Mesa aydelin1987@gmail.com

Enero resulta siempre crucial para Artemisa: a las aspiraciones personales de sus habitantes para el nuevo año y la alegría por otro aniversario del triunfo de la Revolución —factores comunes en muchos cubanos—, se une la celebración del surgimiento de la provincia. Así, durante el primer mes confluyen compromiso, motivaciones y también análisis acerca de lo desandado.

No es ya la naciente provincia, si bien admite aún el apelativo de joven; incluso así, más de un lustro basta para sopesar aciertos y desaciertos. El comportamiento de la mortalidad infantil, por ejemplo, constituye uno de los indicadores de salud de mayor impacto en la sociedad.

Cifras fluctuantes

El estudio del indicador nos permite evaluar cómo marcha el Programa Materno Infantil en el territorio. Los cambios en la tasa, apenas en unas décimas más o menos, resultan siempre importantes.

Durante 2018 la provincia registró 4.0 muertes por cada mil nacidos vivos, 0.3 más que la alcanzada en 2017, pero igual a la lograda en el país durante los últimos dos años.

Pensemos en el significado de las estadísticas, tan frías a veces: miles de artemiseñas lograron un desenlace feliz para su embarazo y, en consecuencia, sus niños colman de alegría el hogar de las familias.

Si nos remontamos al comienzo, al concluir 2011, año de fundación de la provincia, el territorio alcanzó una tasa de 3.9. Entre los objetivos de trabajo de la dirección provincial de Salud Pública para 2012, estuvo lograr una tasa de mortalidad infantil igual o inferior a  4.5, en un contexto en que Cuba exhibía valores inferiores a 5 en el último quinquenio.

El año 2012 deparó para los artemiseños un índice de 3.8 por cada mil nacidos vivos, en tanto el país registró 4.6. Sin embargo, en 2013 Artemisa ascendió hasta 5.4, en 2014 a 6.1, luego en 2015 alcanzó 5.8 y en 2016 bajó a 5.4, hasta lograr 3.7 en 2017, el mejor resultado desde su creación.

Hacia lo interno

Si bien el territorio obtuvo un índice alentador en 2018, Bahía Honda, Alquízar y Artemisa incurrieron negativamente, con cifras por encima de 6.0; entretanto, el resto de los municipios cumplió el propósito: destaca Bauta, con 1.8, inferior en dos unidades a lo conseguido en 2017, declaró el doctor Pedro Alberto Beltrán, jefe del Programa Materno Infantil en la dirección provincial de Salud. Lamentablemente, San Antonio, Caimito y Candelaria no lograron mantenerse en cero muertes.

“Las principales causas de fallecimientos en 2018 fueron las afecciones perinatales; en ese sentido, debemos seguir trabajando en la preparación de los profesionales de la salud”, apuntó Beltrán.

No obstante, en el caso de las malformaciones congénitas, se advierte un comportamiento favorable con relación a 2017. Ese año ocurrieron nueve muertes por tal causa, cifra reducida a cuatro en el recién concluido; de tal modo,

Artemisa marcó 0.7 en 2018, cuando Cuba logró 0.8. Al respecto, el jefe del Programa destacó la labor de los profesionales del Programa del Médico y Enfermera de la Familia, y de la red de Genética Provincial, en el diagnóstico, manejo y prevención de defectos congénitos y enfermedades genéticas.

El funcionario resaltó también el trabajo de los profesionales en las salas de Cuidados Perinatales, de Neonatología, Pediatría, Cuidados Intensivos Pediátricos y de Adultos, así como la red de Cardiopediatría Provincial, el Centro Perinatológico del Hospital Iván Portuondo, el SIUM y, en general, todas las especialidades y centros de salud responsables de los resultados alentadores de los últimos dos años.

Por supuesto, resulta meritorio, además, el desempeño de quienes en las diferencias instancias jurisdiccionales organizan y controlan el Programa Materno Infantil, una de las más genuinas expresiones de la voluntad política de un Estado por cuidar a sus mujeres y niños.

Mantener los índices alcanzados en el territorio, e incluso mejorarlos, constituye el reto principal si aspiramos a más alumbramientos felices. Cada uno de ellos prolonga, cual si fuese imperecedero, el nacimiento de la provincia de Artemisa.

Enero 21, 2019 - 9:30am
- 21/04/2014 2 comentarios | |

COMENTARIOS DE LA NOTICIA

Yoandy
- 2019/01/22 - 08:50
1
Claro que Bahía Honda tiene que tener resultados negativos si las embarazadas, las madres con niños pequeños no tienen transporte para moverse dentro y fuera del municipio, las condiciones del "hospital" son pésimas y nadie hace nada por mejorarlo.
aydelin
- 2019/02/08 - 09:04
2
Yoandy, los elementos que mencionas merecen un análisis pormenorizado, específico de Bahía Honda. Los tendremos en cuenta para otros trabajos en lo adelante.

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES