8:45 am.
- 19/10/2014 0 comentarios | | |

Un proceso diferente, inclusivo y distintivo

Más de 32 000 comités de base en el país realizarán su proceso asambleario
Editor artemisadiario@cip.cu

Sibanicú, Camagüey.— El proceso asambleario de la Unión de Jóvenes Comunistas en el país, iniciado hace solo un mes, es diferente, inclusivo y distintivo entre los que le antecedieron, destacó aquí Yuniasky Crespo Vaquero, primera secretaria del Comité Nacional de la UJC, durante la asamblea de balance desarrollada por el comité de base de la unidad empresarial de base Fábrica de Queso, del municipio de Jimaguayú.

Destacó entre las peculiaridades de ese proceso la incorporación del universo juvenil a los debates. La organización tiene como esencia —subrayó— parecerse al momento histórico que vive, y desde esa premisa se transforma mientras un nuevo modelo económico se implementa el país.

«La organización se afianza —refirió— como una que representa a los jóvenes cubanos, elemento que le permite obtener mayor protagonismo dentro de la sociedad cubana actual.

«El proceso de debate —confirmó— adquiere por sí solo una dimensión distinta, peculiar, porque se perfecciona el quehacer de la UJC mientras su vanguardia se acerca al resto de los jóvenes cubanos».

Estos debates —aseguró— permitirán evaluar cuánto se ha logrado en el cumplimiento de los Lineamientos de la Política Económica y Social emanados del VI Congreso del Partido, a partir de la participación de los jóvenes en el proceso de trasformación del modelo económico de la nación.

Agregó que al surgir nuevos contextos productivos, la UJC los asume como parte de su labor y alcance. Por eso la organización ha hecho extensivo su proceso de análisis a las más de 90 estructuras de base que posee en el sector no estatal, creadas a partir del inicio del trabajo por cuenta propia, que realizan actualmente unos 130 000 jóvenes en Cuba, explicó.

Valoró que hasta el presente el aporte más importante de los debates, realizados esencialmente en el sector productivo, ha sido la reevaluación de las tareas que asume la UJC en su trabajo interno y en su proyección externa. «Se ha realizado desde el inicio un diagnóstico funcional de la Organización», aseveró.

Añadió que el proceso asambleario es un período de trabajo que está marcado por aportarle a la UJC valiosas herramientas para su labor con el universo de jóvenes, con la sociedad cubana actual.

Aclaró que un momento importante del proceso ha sido la conexión necesaria efectuada por cada estructura de base en su entorno, espacio que ha permitido conectar a los militantes comunistas con su universo juvenil.

Yuniasky Crespo Baquero, primera secretaria de la UJC, participó en la asamblea de balance del comité de base de la unidad empresarial de base Fábrica de Queso, en Jimaguayú, y departió con trabajadores de la industria. Foto: Yahily Hernández Porto
Yuniasky Crespo Baquero, primera secretaria de la UJC, participó en la asamblea de balance del comité de base de la unidad empresarial de base Fábrica de Queso, en Jimaguayú, y departió con trabajadores de la industria. Foto: Yahily Hernández Porto
8:45 am.
- 21/04/2014 0 comentarios | |

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES