12:00 pm.
- 22/04/2014 0 comentarios | | |

El porqué de Lucía

Solás inmortalizó con esa película el nombre de su tía
Elena Milián Salaberri elenams18081966@gmail.com

Seducido por el encanto y la fuerza de la mujer, Humberto Solás Borrego, figura emblemática de la cinematografía cubana e iberoamericana, tituló no pocas de sus películas con nombres femeninos, como ocurrió con Lucía, largometraje electo entre los 10 más sobresalientes de habla hispana y vinculado a la historia familiar del realizador en San Cristóbal.

Sobre ese hecho poco conocido en el ámbito artístico, la periodista Ana Cecilia Pérez Borrego, prima de Humberto, asegura que el realizador le confesó: “me gusta mucho el nombre de tu mamá (Lucía), y pensé en ella para el filme”.

Lucía Borrego, madre de Ana Cecilia, era hermana de la madre del connotado director de cine cubano, fallecido en 2008 a los 67 años de edad, y fundador del Festival Internacional de Cine Pobre de Gibara.

La revelación sobre el origen del título de esa imprescindible obra, corrobora la sensibilidad y el amor de Solás por su familia, cualidades que inmortalizaron en el celuloide el nombre de su hermosa tía.

Al día 5 de octubre de 1968 se remonta el estreno de Lucía, película estructurada en tres cuentos: una línea histórica que comienza en la época colonial y la Guerra de Independencia de 1895, continúa en la lucha contra el dictador Gerardo Machado y culmina en la Revolución de 1959.

Las tres mujeres —llamadas Lucía— e interpretadas respectivamente por las actrices Raquel Revuelta, Eslinda Núñez y Adela Legrá, se enfrentan a los prejuicios y dilemas del amor, de acuerdo con las características del período que representan, en tanto la obra cinematográfica ofrece a un tiempo cohesión y diversidad estilística.

Según declaraciones conservadas de Solás a la prensa, el tema de la mujer permitía la concepción de argumentos de alto vuelo dramático, al tiempo que le posibilitó la disección de la sociedad cubana en diacronía, pero desde ángulos semejantes.

Muy premiada, Lucía es también una de las 10 películas antológicas del Tercer Mundo, y ocupó el segundo lugar en la encuesta convocada por la Asociación Cubana de la Prensa Cinematográfica sobre los filmes nacionales realizados entre los años 1959 y 2008.

En el año 2005 Humberto Solás Borrego mereció el Premio Nacional de Cine, y es significativo su homenaje a la mujer, manifiesto además en las realizaciones Manuela, Cecilia, Amada y Adel.

12:00 pm.
- 21/04/2014 0 comentarios | |

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES