8:15 am.
- 18/07/2017 0 comentarios | | |

Piedras que peregrinan

La primera escultura que realizó Roger lleva por título El llanto de la piedra, en la cual combinó mármol y bronce. El Caminante, otra de las piezas expuestas, también en mármol, tiene como base los zapatos de Popeye, el dibujo animado, para que, como dice el artista, recorra muchas galerías.
Rommell González Cabrera rommellgonzalez@gmail.com

La galería de arte Angerona, en la capital provincial, inició su programación estival con la muestra El reclamo de las piedras, expuesta hasta el 19 de este mes. Se trata de un conjunto de esculturas de distintos formatos en diferentes tipos de mármol y piedra Capellanía, realizadas por el caimitense Roger García, conocido como Viki.
Sus piezas destacan por el exquisito acabado y un pulido perfecto, la sugerencia de las formas y la combinación de colores. El artista propone un discurso que tiende a la abstracción, la artesanía y al decorativismo. Llama la atención que Roger, con 49 años, nunca había expuesto en una galería. Tampoco sabe dibujar y no hace bocetos. Sus obras brotan de sueños y experiencias.
“Me he dedicado al comercio y la gastronomía, a decorar y montar mesas bufet. Una tarde de 2016 cogí un pedazo de madera, y esculpí un pilón de mortero con la cabeza de un hombre con sombrero. Después, en un madero más grande,  esculpí un perro, pero no supe tallarle las orejas. Así comencé en la escultura.
“Más adelante fui al taller del escultor caimitense Pedro Yoan Batista, para que me ayudara a terminar las orejas del perro. Lo primero que hizo Yoan fue regalarme un juego de trinchas nuevecito. Si quieres ser grande, trabaja la piedra y el mármol, me dijo. Pasadas más o menos dos semanas, le fui arriba a las piedras y al mármol. Estas maravillas son el resultado de aquella decisión”.
Mármol de Carrara, negro, rosa y crema, metal y piedra Capellanía son los materiales que cobran vida en manos de Viki. Hay piezas que combinan varios materiales, y en las cuales es difícil apreciar las uniones, aun al tocarlas.
“Yoan me enseñó a hacer bocetos. Pero cuando comienzo a trabajar las manos se van solas y sale otra cosa. Es algo automático. Por lo general, las piezas pequeñas las empiezo y concluyo el mismo día.
“Me gusta sacarle brillo al mármol, pulir la piedra. Para mí el brillo significa amor, vida y unión; es sinónimo de perfección. La obra no está terminada hasta que no tenga el brillo óptimo”.       
La primera escultura que realizó Roger lleva por título El llanto de la piedra, en la cual combinó mármol y bronce. El Caminante, otra de las piezas expuestas, también en mármol, tiene como base los zapatos de Popeye, el dibujo animado, para que, como dice el artista, recorra muchas galerías.  
Según revela, la pieza que más le gusta es Eclipse. En ella pretendió representar las cuatro fases de la Luna. Además, juguetea con la imagen de un eclipse y los colores negro, blanco y rosado.
En Espejismo encontramos una pieza que deslumbra por su brillo, en tanto Observador, en piedra de Capellanía, entraña un tributo a la cantera de este material en el poblado caimitense del mismo nombre, de la cual se extrajeron piedras utilizadas en la construcción del Capitolio Nacional.
Roger vive rodeado de cítricos. Trabaja en su hogar y la familia le ayuda. Por estos días asume el reto de elaborar dos piezas en piedra de Capellanía sobre las raíces de nuestra cultura. Tiene muchas ideas y proyectos en mente. Esperemos que se supere y nos sorprenda una vez más, que extraiga nuevos secretos al mármol y a la piedra y los convierta en verdaderas obras de arte.
 

La obra de Roger García destaca por su acabado y pulido
La obra de Roger García destaca por su acabado y pulido / Foto: Humberto Lister
8:15 am.
- 21/04/2014 0 comentarios | |

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES