11:15 am.
- 21/08/2014 0 comentarios | | |

Pegadito a la Central

En el punto de la Carretera Central donde se ubica la Extinta Fábrica de Conservas Siboney, constituye el epicentro de otras dos redes viales fundamentales: la Autopista Nacional y la línea central del ferrocarril.
Aydelín Vázquez Mesa aydelin1987@gmail.com

Justo en el kilómetro 178 de la Carretera Central, donde se ubica la extinta Fábrica de Conservas Siboney, en el municipio de San Cristóbal, ocurre una singular coincidencia. El lugar marca el punto medio de la distancia existente entre la Autopista Nacional (0ccidente) y la línea central del ferrocarril (Habana-Pinar del Río), vías que pasan muy cerca de la instalación. 

Si tomamos como punto de referencia la línea intermedia de la Carretera Central, comprobaremos que, a 337,5 metros en dirección Norte, se localiza el kilómetro 71 de la autopista; mientras que a esa misma distancia pero hacia el Sur, se extiende la vía férrea. De tal manera, el sitio, enclavado en el Consejo Popular Río Hondo, constituye un punto equidistante entre ambas rutas.

“Aunque existen otros lugares en el municipio en que dos de estas vías están muy cercas entre sí, en ningún otro se cumple esta condición”, asegura José Raúl Valles, director de la Oficina Territorial Geocuba de San Cristóbal.

Este es también el único punto de la provincia donde se aproximan tanto entre sí los tres accesos viales. En Artemisa, la Carretera Central atraviesa seis municipios al igual que la autopista, mientras la línea férrea lo hace por cinco.

Este punto de la Carretera Central donde se ubica la Extinta Fábrica de Conservas Siboney, constituye el epicentro de otras dos redes viales fundamentales: la Autopista Nacional y la línea central del ferrocarril.
Este punto de la Carretera Central donde se ubica la Extinta Fábrica de Conservas Siboney, constituye el epicentro de otras dos redes viales fundamentales: la Autopista Nacional y la línea central del ferrocarril.
11:15 am.
- 21/04/2014 0 comentarios | |

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES