3:15 pm.
- 15/05/2018 1 comentario | | |

Un Pasaporte a la cubanía

Todo un ejercicio de consagración frente a un público deseoso de disfrutar del teatro, ávido de vivir las realidades de otros seres humanos, agobiados también por conflictos, vacíos y añoranzas
María Caridad Guindo Gutiérrez mguindogutierrez@gmail.com

Cuba se siente muy cerca en el saludo de la vecina al despertar, el traguito de café, el aroma del cigarro favorito, y cientos de detalles que solo conocemos los nacidos en este archipiélago, aunque estemos distribuidos por cualquier rincón del universo.
Sobre el desarraigo y la soledad, la alegría y la tristeza, la nostalgia y los recuerdos, las cicatrices debajo de una sonrisa y de la frase me va bien, abunda Pasaporte, pieza teatral del joven dramaturgo holguinero Yunior García Aguilera, llevada a las tablas por Máscaras de Luna, en su sede del municipio capital.
A partir de un exhaustivo análisis en trabajo de mesa con los miembros de la compañía, Clara Teresa García, su directora, decide distribuir los roles de 11 personajes en la interpretación de cinco actores, lo cual logran, con el histrionismo de Zenia Galá, Greity Ramos, Yusniel Torrens, Lisván Marino y Denis Moreno.
Todo un ejercicio de consagración frente a un público deseoso de disfrutar del teatro, ávido de vivir las realidades de otros seres humanos, agobiados también por conflictos, vacíos y añoranzas.
Vale destacar la majestuosidad de Zenia Galá en la piel de Carolina y Susana, personajes cargados de fuerza dramática y contenido, capaz de trasmitir emociones y hacer llorar a no pocos de los allí reunidos.
A la versatilidad y dominio actoral de los jóvenes, se unió el maquillaje y la musicalización, el diseño de luces y la manipulación, el vestuario y la escenografía, complementos indispensables de una puesta en escena exitosa y conmovedora como esta.
No falta la risa, la reflexión oportuna, cierto tono de comedia y una asombrosa capacidad para desdoblarse una y otra vez, todo lo anterior unido a la comodidad del espacio, su climatización y el buen gusto de sus organizadores.
La presentación, que debe realizarse una vez al mes, también propició la celebración del cumpleaños de una de sus integrantes y la oportunidad de compartir saludos, fotos en grupo y criterios sobre la obra.
Sin cobrar un centavo, Máscaras de Luna regala al público artemiseño un acercamiento hermoso al teatro, una propuesta más que necesaria, diría yo imprescindible, con tal de “sazonar” nuestro espíritu, porque la cultura tiene disímiles aristas y desde un escenario pueden conquistarnos por igual la Patria y la vida.

3:15 pm.
- 21/04/2014 1 comentario | |

COMENTARIOS DE LA NOTICIA

Digno
- 05/17/2018 - 20:34
1
Es meritorio resaltar el esfuerzo y entrega de quienes dirigen Máscaras de luna, el trabajo desempeñado por ellas para llevar al pueblo artemiseño teatro del bueno, ese que resalta valores y principios y que nos hace sentir orgullosos de nuestra cultura.

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES