10:30 am.
- 12/08/2014 1 comentario | | |

Otro cumpleaños un poco preso

Al arribar a sus 58 años, René continúa materializando los sueños acariciados durante el largo período de encierro; ahora, para su alegría, puede compartirlos con otro de Los Cinco
Aydelín Vázquez Mesa aydelin1987@gmail.com

¡Qué magnífica noticia para todos los cubanos y en especial para Fidel!”, escribía Israel, uno de los innumerables cibernautas que el 3 de mayo de 2013 manifestaron su alegría ante la decisión de la jueza de La Florida, Joan Lenard, de permitir al héroe cubano René González permanecer en Cuba, a cambio de su renuncia a la ciudadanía estadounidense.

Mientras, Suárez L. aseguraba: “René, los cubanos te queremos. Nosotros también somos los héroes, y Los Cinco son el pueblo cubano”.

Desde otras geografías llegaron igualmente los mensajes de júbilo: ¡Enhorabuena! Abrazo a René y su familia ¡Abrazo a toda Cuba y a Los Cinco desde Montevideo, Uruguay!, expresaba Mateteag.

Ese día recobró su verdadera vida. Solo después de 13 años en prisión y un año y medio en libertad supervisada en territorio norteamericano, el luchador antiterrorista pudo permanecer definitivamente en la Patria junto a su familia. Podía abrazar a su esposa Olga, la mujer que crió sola a dos hijas y sacrificó la juventud esperando al amor de su vida; a Irmita e Ivette, los dos retoños que no pudo ver crecer; a la madre entrañable…, sin el temor de una nueva separación.

Este 13 de agosto celebrará su segundo cumpleaños luego de la liberación final. Será el primero en que uno de sus cuatro hermanos de causa –Fernando González-, esté también fuera de prisión. Al arribar a sus 58 años, René continúa materializando los sueños acariciados durante el largo período de encierro; ahora, para su alegría, puede compartirlos con otro de Los Cinco.

Sin embargo, se siente todavía un poco preso. Tanto él como Fernando han dicho que no serán enteramente libres mientras Gerardo Hernández, Ramón Labañino y Antonio Guerrero continúen prisioneros. Ambos impulsan con ahínco la lucha por el regreso de sus tres hermanos encarcelados.

“Siempre recordamos que si Antonio cumple toda su sentencia, nadie sabe si podrá ver a su mamá aquí en Cuba. Si Ramón cumple su sentencia, no vendrá hasta 2024… y para Gerardo significaría morir en la cárcel. Por eso tenemos que intensificar todas las acciones y, sobre todo, no perder oportunidad alguna de hacer algo por el Caso de los Cinco”, expresó René en una entrevista. 

Desde el regreso ha encaminado todos sus esfuerzos a lograr que los norteamericanos conozcan la historia. Cuba se llenó de cintas amarillas cuando nos convocó a colgarlas en los árboles, las casas, los carros, la ropa… para usarlas como mensaje de justicia y amor de nuestro pueblo al estadounidense. Una cuenta en la red social Twitter le permite acercarse a ese público, hablarle desde su experiencia personal.

Desde aquel 3 de mayo hemos conocido un poco más a René: al hombre sencillo, conversador y amoroso, al gigante que impresionó por su estatura a Ivette durante la primera vista a la cárcel. Su presencia en los más diversos parajes de Cuba nos ha develado al ser humano detrás de las vallas, fotografías y spots televisivos, al cubano fiel a la Revolución y a Fidel, con quien comparte algo más que la fecha de su cumpleaños.

10:30 am.
- 21/04/2014 1 comentario | |

COMENTARIOS DE LA NOTICIA

Anele
- 08/13/2014 - 15:30
1
Original modo de abordar el tema.

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES