10:30 am.
- 19/05/2017 2 comentarios | | |

Omaida conoce las dichas de la vida

Omaida se siente dichosa porque tiene buenos amigos, y espera que un día el amor toque a su puerta. Esta joven de 29 años ilumina y contagia con su sonrisa; se aferra a la vida y, sin proponérselo, nos da incomparables lecciones de valor y gratitud.
María Caridad Guindo Gutiérrez mguindogutierrez@gmail.com

Le bastan apenas unos pocos metros para sentirse feliz, porque nunca le han faltado, en estos casi 13 años, amor y cuidados constantes. Omaida Nodarse vive desde el 21 de julio de 2004 en el servicio de hospitalización del policlínico Manuel González Díaz, ubicado en la localidad de Luis Carrasco, en Bahía Honda.
A los cinco días de nacida fue intervenida quirúrgicamente a causa de un mielomeningocele, en el Hospital Pediátrico de Centro Habana, y sus padres, al conocer que tendría secuelas, la abandonaron en esa institución.
Desde entonces encontró hogar junto a María Luisa Azcuy, una persona generosa que decidió criarla como su propia hija, pese a las enfermedades que le aquejaban y le costaron la muerte a ella misma, y al hecho de tener también una pequeña con retraso mental.
Omaida estudió en la escuela especial Solidaridad con Panamá, hasta los 15 años, cuando la dirección de la institución hizo contacto con las autoridades de Salud y del Gobierno en Bahía Honda para trasladarla hasta el hospital de montaña.
Leticia Álvarez, directora del servicio de hospitalización, la recibió en 2004 como a una hija. “Ella nació el 19 de julio, el mismo día en el cual di a luz a mi niño de 17 años. Para el colectivo es nuestra pequeña, le facilitamos todo”.
Álvarez comenta que el mielomeningocele es un trastorno congénito en el que la columna vertebral y el conducto raquídeo no se cierran antes del nacimiento,  lo cual redujo la movilidad, debilitó la estructura ósea y la hace depender de unos aparatos que aún no posee para desplazarse.  
“Después de la operación quedó parapléjica, pero lograron alargarle la vida y evitarle complicaciones mayores derivadas de la malformación, entre estas la hidrocefalia. Se trata de una enfermedad con muy escasa incidencia dentro de la poblacion cubana.
“Padece de relajación del esfínter anal y vesical; por tanto, tiene una sonda vesical permanente. Además, siempre le garantizan los culeros desechables”.
Con el propósito de que se sienta útil, le han incorporado  habilidades de acuerdo con su alcance, que constituyen actividades de apoyo, tales como acuñar recetas, hacer torundas, organizar documentos… En su sillón se traslada dentro del hospital, se baña y se alimenta sola, y recibe ayuda cuando va a lavarse la cabeza.
Allí le celebran sus cumpleaños. Mediante la Asociación Cubana de Limitados Físicos Motores, ha visitado museos y otros lugares de interés; por eso, Omaida afirma sentirse entre familia. “Todos me quieren, me cuidan y me ayudan. Es como si tuviera una casa para mí sola”. De todos modos, las autoridades del municipio valoran otras opciones que le garanticen mayor confort y seguridad.
Desea alcanzar el duodécimo grado y así desempeñarse en algunas labores que le permitan autoabastecerse, aunque en la actualidad recibe una chequera y diferentes donaciones de ropa y aseo personal.
Felicidad y armonía no faltan en su vida diaria. Apasionada por la computación, disfruta también la lectura y el bordado, técnica que pretende perfeccionar. Rodeada de seres queridos, Omaida se siente dichosa porque tiene buenos amigos, y espera que un día el amor toque a su puerta.
Esta joven de 29 años ilumina y contagia con su sonrisa; se aferra a la vida y, sin proponérselo, nos da incomparables lecciones de valor y gratitud.
 

Omaida se siente dichosa porque tiene buenos amigos / Foto: Humberto Lister
Omaida se siente dichosa porque tiene buenos amigos / Foto: Humberto Lister
10:30 am.
- 21/04/2014 2 comentarios | |

COMENTARIOS DE LA NOTICIA

EL CAIMÁN
- 05/23/2017 - 09:46
1
QUE HISTORIA TAN TRISTE Y A LA VEZ IMPARTE ÁNIMO AL VER LA FUERZA DE VOLUNTAD DE ESTA CHICA Y LA SOLIDARIDAD DE QUIENES LA RODEAN.NO JUZGO A SUS PADRES POR ABANDONARLAS PERO SE PERDIERON DEL AMOR Y DULZURA DE OMAIDA.
XGU
- 05/23/2017 - 11:39
2
Mis mas sinceros saludos a Omayda y a la Dirección de se hospital de conjunto con sus trabajadores e visitado a omayda y ella se siente muy agradecida ya que no tubo la dicha de tener amor de madre pero se le han sobrado las madres que han hecho por ella y seguiremos haciendo cuidate mucho omayda y a Leticia hagale llegar un reconocimeinto a todos sus trabajadores y ahora más por ganarse la sede por el 26 de julio

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES