5:45 pm.
- 21/04/2014 1 comentario | | |

Muchos Newton y Einstein entre nosotros

Los innovadores y racionalizadores cubanos han aportado millones de pesos al país
Susana Alfonso Tamayo susanaat1989@gmail.com

Inmersos en la búsqueda de soluciones económicas y sociales, y sostenidos en los pilares de eficiencia, calidad y ahorro, los innovadores y racionalizadores cubanos han aportado millones de pesos al país en múltiples esferas, a la par de perfeccionar las condiciones de trabajo y potenciar el avance científico-técnico.

Uno de esos tantos protagonistas del progreso socio-económico de la nación, Andrei Ortega, obrero de la brigada de protección y válvulas en la central termoeléctrica Máximo Gómez, de Mariel, demuestra que no hacen falta lauros de científico de renombre, ni un gran título colgado de la pared, si la tenacidad, la destreza y el deseo de ser útil sobran para servir y contribuir en cualquier área.

"Al sistema de limpieza de la caldera se le había roto el autómata, del cual depende que entren y salgan los motores para limpiar. Para solucionar el problema, hicimos uno parecido que, a diferencia del anterior (digital), es por contacto", ilustra Ortega.

Gracias a esa innovación, la limpieza de la caldera está garantizada, lo cual se traduce en el ahorro de megawatts y combustible: "De no funcionar adecuadamente el sistema, perderían aproximadamente dos megawatt al mes. Una vez arreglado, economiza unos 6 000 dólares en combustible".

El joven participó, además, en el perfeccionamiento de las bombas de achique del canal, un equipo muy viejo y de tecnología ya obsoleta. Pese al corto período laboral en la termoeléctrica, Andrei atesora varios lauros: vanguardia a nivel de centro, reconocimiento por su labor destacada en el capital de la unidad siete y recibió una mención en la planta, por la innovación antes referida.

A sus 30 años, y con mucho por aportar aún a la economía y la sociedad cubanas, Andrei tiene una meta: "continuar innovando".

Dicen algunos que juventud y experiencia no suelen ir de la mano; sin embargo, desde su taller automático no solo ha mezclado ambas durante cinco años, sino que también ha condimentado esos rasgos con la pericia e ingenio del espíritu innovador.

5:45 pm.
- 21/04/2014 1 comentario | |

COMENTARIOS DE LA NOTICIA

Gualterio Nunez...
- 11/04/2017 - 16:58
1
Esas comparaciones del lead, me parece que se le fue la mano, no es para tanto. Por otro lado si ese obrero hubiera sido un analfabeto -normal en America Latina, incluso en Espana ronda el 47% de la fuerza laboral- jamas da pie con bola, se salvo porque vive en Cuba y su sistema de educacion.No es ningun logro, es normal.

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES