9:30 am.
- 23/10/2017 0 comentarios | | |

Mientras intento escucharte

En el Centro Auditivo Provincial, ubicado en San Antonio de los Baños, contribuyen a que cada paciente tenga las herramientas necesarias para afrontar su discapacidad
Yusmary Romero Cruz yusmary26688@gmail.com

En los últimos años la ariguanabense María Elena Sánchez comenzó a percatarse de que algunos sonidos escapaban de su oído, y no dudó en buscar atención médica. Cuando llegamos al Centro Auditivo Provincial de Artemisa–donde se rehabilita desde su creación en 2015-, era atendida por la doctora Midiala Pérez.

De inmediato destacó las ventajas de contar con una ins-titución de este tipo en territorio artemiseño, y manifestó satisfacción con el servicio recibido.

De los más de 500 000 habitantes de la provincia, por encima de 1 600 presentan discapacidades auditivas. “Cada día va en aumento esta cifra, por lo que nuestro país prevé crear las condiciones necesarias para la detección, atención, diagnóstico y rehabilitación de los pacientes con tales disca¬pacidades, lo cual logrará una mejor calidad de vida”, asegura la doctora, quien es la responsable del centro, situado en San Antonio de los Baños.

De presentarse algún problema, constan de un taller para la reparación de prótesis auditivas, del tipo retroauricula¬res (ubicadas detrás del oído). “Cuando es algo sencillo se hace al momento, si es más complejo, pueden recogerla al día siguiente. Vienen personas de toda la provincia”, asevera William Martín, Técnico en Electromedicina.

Alrededor de 10 pacientes o más, son atendidos cada día en la consulta, que abre sus puertas de lunes a viernes, de 8:00 a.m. a 5:00 p.m. “Resulta esencial, pues se realiza la graduación del audífono acorde a la discapacidad y se le da seguimiento al paciente. También los orientamos: se les expli¬can las medidas de conservación del audífono, cómo utilizarlo y, además, cómo deben cuidar de sus oídos”, puntualiza la doctora.

El mayor número de pacientes es de San Cristóbal, seguido por Artemisa, y la propia Villa del Ariguanabo. El centro cuenta con una consulta de Audiología en el otrora municipio piñareno, donde efectúan las pruebas auditivas, pero en busca de otros servicios precisan acudir a San Anto¬nio de los Baños.

Con su surgimiento, “se mejora la atención, pues ya se realizan aquí las pruebas necesarias para el diagnóstico, la confección de los moldes auditivos y la venta de los audífonos, lo que evita el traslado de los pacientes hacia la capital del país, donde anteriormente se cumplían las indicaciones”, precisa.

Previamente se hacían consultas de la especialidad en tres policlínicos de proyección comunitaria, ubicados en Arte­misa, San Cristóbal, y el referido municipio.

 

De pruebas, diagnóstico y más

Yenisleydis Ceballos, Licenciada en Tecnología de la Salud, se encarga de la realización de las pruebas, las cuales permiten conocer el tipo y el grado de discapacidad auditiva, ya sea leve, moderada, severa o profunda. Entre estas últimas se encuentran la neurosensorial y la conductiva, consistentes en afectaciones en el oído interno y en el medio, respectiva­mente; también destaca la mixta, que es el resultado de la presencia de las dos primeras.

Al determinarse estos elementos, se procede a la toma de impresión del interior del oído y se envía por correo electró­nico a la entidad dedicada a la producción del molde. “Una vez listo, es entregado a la Empresa de Suministros Médicos de la provincia, que se encarga de hacerlo llegar hasta aquí, proceso que, generalmente, se torna tardío”, comenta Midiala.

Más cerca del oído real

A decir de Midiala, una de las dos audiólogas de la provin­cia, “cada vez confeccionan aparatos que se acercan más al oído real: los audífonos son digitales, se hacen de varios tipos y cubren las diferentes discapacidades”.

Son importados y tienen un costo aproximado de 300 dólares; la población los recibe por un valor de 45 pesos, y los moldes, en apenas cinco. En el caso de las baterías, se les venden 24 para un año (cantidad que requieren durante ese período), por 13 pesos.

La doctora subrayó su capacitación mediante encuen­tros nacionales, con el objetivo de introducir nuevas tecnologías.

Del plan de 250 prótesis de moderada potencia, pre­visto para el año, hasta inicios de octubre habían entrado 150, y de las de alta potencia, de 200 contempladas han recibido 145.

En tanto, de las baterías necesarias para una y otra, del tipo 13, faltan 3 400 que completan las 7 488 planificadas, y de las del tipo 675, esperan la llegada de 1 320, con tal de arribar a las 6 600. Refiere que según le informaron ya se inició la distribu­ción de estos elementos.

“En el 2017 la necesidad de prótesis auditivas ha sido mayor que el pedido anual programado. No obstante, ya se realizó la solicitud de los casos”, señala. Por otra parte, recibie­ron material de toma de impresión destinado a 1 000 moldes, y hasta el momento han hecho más de 700.

La atención a las personas con discapacidad auditiva es una prioridad para este colectivo que dedica sus mayores esfuerzos a realizar el diagnóstico y tratamiento médico, protésico y rehabilitador desde edades tempranas, a fin de proporcionar una mejor calidad de vida.

 

TIPOS DE DISCAPACIDAD

Grupos etarios

Hipoacúsicos

(con audición disminuida)

Sordos

Sordos ciegos

De 0 a 5 años

6

2

-

De 6 a 18 años

39

29

4

De 19 a 59 años

351

34

16

De 60 a 79 años

603

55

2

De 80 a 99 años

410

122

11

Más de 100 años

3

-

-

Total

1412

242

33

 

CUENTAN con una cámara audiométrica, en la cual valoran el nivel de pérdida auditiva.

 

 

DISPONEN de un taller para la reparación de las prótesis

auditivas, del tipo retroauriculares.

 

LA CONSULTA constituye un espacio de gran importancia en el proceso de orientación y seguimiento médico al paciente. FOTOS: HUMBERTO LISTER
LA CONSULTA constituye un espacio de gran importancia en el proceso de orientación y seguimiento médico al paciente. FOTOS: HUMBERTO LISTER
9:30 am.
- 21/04/2014 0 comentarios | |

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES