Marzo 20, 2018 - 3:15am
- 20/03/2018 0 comentarios | | |

Más sabores en Coppelia

Los precios, bien módicos en moneda nacional: dos pesos para tiempo de máquina y tres si desean navegar en la intranet, acota mientras refiere que la adquisición de licencias de antivirus para PC y móviles, además de Mochila, son otros atractivos desde el mismísimo bulevar de Artemisa.
Yudaisis Moreno Benítez yudaisismoreno@gmail.com

 

No eran helados de moscatel ni de almendra, tampoco de fresa bombón ni de chocolate chips la novedad en el Coppelia de la capital de los artemise­ños, sino computadoras —con sabor a conocimiento y diversión— traídas desde los Joven Club de Computación y Electrónica hasta la Feria Internacional del Libro.

Por primera vez José Miguel Cisne­ros, de la ESBU Manuel Valdés, jugaba en una computadora, pues vive bien lejos de los clubes del municipio, ubi­cados en La Matilde, Reparto Nuevo y Las Cañas, pero la alianza con Comer­cio permitió acercar el servicio ahora al consejo popular Centro.

“Son cinco PC con tecnología moderna y pantallas de 32 pulgadas, a disposición del pueblo en el horario del Coppelia, hasta las 10:00 de la noche”, explica Noelvis Báez, instructora de este espacio, compartido con sus cole­gas Osvaldo Acosta y Dariel Acosta.

Los precios, bien módicos en moneda nacional: dos pesos para tiempo de máquina y tres si desean navegar en la intranet, acota mientras refiere que la adquisición de licencias de antivirus para PC y móviles, además de Mochila, son otros atractivos desde el mismísimo bulevar de Artemisa.

En el propio entorno, rodeada de libros y variada gastronomía, resaltaba la Carpa Tecnológica, donde la unión de los Joven Club y Desoft facilitó el acer­camiento a la tecnología, con el alquiler de Tablet por solo 10 pesos la hora, y la visibilidad de productos comunicativos, entre otras propuestas como el acceso a bibliografía digital.

Durante varios días estas opciones fueron el aperitivo de los más pequeños, entusiasmados sobre todo por jugar, pero seguro encontrarán preguntas y respuestas dentro de esas pantallas, complementos para trabajos prácticos y la competencia de otros artemiseños, en busca del nuevo sabor.

En la era tecnológica que vivimos muchos agradecen tales posibilidades, más si llegan para quedarse. Ya imagino —entre bolas de helados— la promoción de aplicaciones, softwares, juegos ins­tructivos, materiales audiovisuales… incluso no veo tan lejos (como parte de estas relaciones con Comercio) un Cibercafé, para compilar “vicios”, o un Bosque Tecnológico en lugares más dis­tantes, pues empeño existe para cumplir sueños

Marzo 20, 2018 - 3:15am
- 21/04/2014 0 comentarios | |

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES