8:45 am.
- 22/09/2017 0 comentarios | | |

El mago detrás de tantos reyes y reinas

Juan Eduardo Fernández lidera un equipo de trabajo capaz de descubrir y formar a muchos pequeños ajedrecistas de Guanajay, con los mejores resultados tanto nacionales como internacionales para nuestra provincia.
Osniel Velasco Hernández osnielvelazco10@gmail.com

Guanajay es el principal feudo del ajedrez en nuestra provincia, los resultados tanto nacionales como internacionales, lo confirman. Un nombre sobresale como el principal artífice de la conquista de ese trono. Juan Eduardo Fernández, ha ido el encargo de aconsejar a la nueva hornada de ajedrecistas de nuestra villa de los puentes.

Cual experimentado consejero, el profe Juan Eduardo ha formado a muchos pequeños, y ya no tanto, reyes y reinas de las 64 casillas. Como el Merlín, del rey Arturo instruye y guía a sus pupilos, a la vez que planea estrategias y políticas para mantener los dominios intactos como las más brillantes “Manos del rey” de Juego de Tronos.

Apertura del rey

Como la mayoría de los amantes a los trebejos, este pinareño, devenido guanajayense, conoció desde pequeño los secretos del juego-ciencia. “Visitaba la academia donde aprendí muchísimo con el profesor Joaquín Cedía, ya fallecido, pero no fui un atleta como tal, sino un aficionado, incluso me alejé un poco al mudarme para acá”.

“Durante mis estudios de Licenciatura en Cultura Física retomé la práctica y el estudio de este maravilloso mundo. Ya en 1996 me incorporo como profesor de la academia municipal “José Raúl Capablanca”, y me encontré que desde aquella época había talento en este terruño, incluso tuvimos en Dianelis Millán a una campeona nacional, pero Güines nos opacaba dentro de la provincia Habana”.

“Hoy disfrutamos de una generación donde hay muchos y muy buenos jugadores en desarrollo dentro de distintas categorías y de los dos sexos, algo muy difícil para un entrenador por la exigencia que te representa preparar a 11 muchachos de alto rendimiento -del total de 34 que asisten a la academia- como grupo y con sus individualidades.”

“Quizás sea el ajedrez el deporte con mayor desarrollo en nuestro país en los últimos años. A pesar del complejo momento vivido por otras disciplinas, nosotros hoy tenemos muchos torneos, provinciales, nacionales e internacionales para aumentar nuestro nivel. Estos muchachos juegan en el año entre ocho y 10 torneos en el año prácticamente no descansamos”.

Más piezas en el tablero

“No soy el único responsable de tener un grupo con tanto talento en este municipio, es un trabajo en equipo. Solo para captarlos hay involucradas muchas personas, desde los profesores de Educación Física hasta los muchos activistas que tenemos y trabajan con los niños”.

“Recuerdo que a Geydis Mantilla la trajo al ajedrez su profesor en la Escuela José Martí. También le debemos mucho a activistas como Alexis Sosa o Eddy Pérez, quienes han trabajado siempre en el desarrollo de los muchachos y me apoyan mucho con el estudio individual que les pongo a cada uno. Y hay muchos más nombres Michel, Rafael, Arturo… y de seguro se me queda alguno.”

“Quizás la figura más conocida sea la mía como profesor, pero este ha sido un trabajo conjunto alrededor de estos muchachos en pos de llevarlos lo más lejos posible en este deporte, porque todos sabemos que ellos van a llegar a donde se lo propongan, y van a dar mucho que hablar en Cuba o aún más allá”.

En jaque constante

“El entrenamiento resulta un reto diario para mí, pues llevo a la clase aspectos generales sobre los que deben conocer, pero luego debo darles trabajo individual para limar las deficiencias específicas de cada uno, y ahí es donde más ayudan los activistas”.

“Un turno de clases con el grupo de alto rendimiento me demanda más de cuatro horas de estudio previo, y a veces pienso que en el desmontaje de tres ejemplos consumiré el todo el tiempo, y ellos en menos de una hora dominaron el contenido y debo cambiar toda la planificación de nuevo.”

Resulta difícil de creer el sacrificio que hacen estos niños a diario, pues estudian entre ocho y nueve horas diarias y todo eso al terminar su sesión de clases en la escuela. En la Academia entrenan desde antes de las 5:00 pm hasta casi las 9:00 pm los días entre semana, los sábado casi todo el día y algunos domingos también.

Reyes y reinas para rato

Al preguntarle sobre sus pupilos con mejores resultados, no quiso individualizar el enorme talento reunido en su grupo, ellos han demostrado que ganan torneos ya sea en Cuba o extrafronteras, hoy gana uno, mañana el otro y a pesar de ello el compañerismo prima sobre la rivalidad.

“En mi opinión todos ellos tienen condiciones para hacerse grandes trebejistas, aunque en el camino a la cima algunos llegarán primero o más lejos, sin embargo todos pueden llegar, porque cuentan con lo más importante, el apoyo incondicional de su familia, quienes hacen grandes esfuerzos para el crecimiento ajedrecístico de los muchachos”.

“Algunos elevan su nivel de juego por día, y hasta ahora no les he encontrado límites a la capacidad de aprendizaje, van muy bien y con el tiempo la experiencia los hará mucho mejor, de eso estoy seguro”.

Juan Eduardo Fernández, el profesor de ajedrez de Guanajay de tan notables resultados con chicos y jóvenes
Juan Eduardo Fernández, el profesor de ajedrez de Guanajay de tan notables resultados con chicos y jóvenes
8:45 am.
- 21/04/2014 0 comentarios | |

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES