7:45 am.
- 27/09/2017 0 comentarios | | |

Luces de septiembre

Numerosos centros docentes de Mariel, en Artemisa, recibieron mantenimiento, en labores que comenzaron desde el mes de mayo, a fin de aprovecharon el período vacacional. La inversión ascendió a 41 000 pesos. Una brigada de mantenimiento constructivo de la localidad asumió la tarea.
Yusmary Romero Cruz yusmary26688@gmail.com

Desconocíamos de la existencia de este singular espacio en las entrañas de una comunidad marieleña, en la provincia Artemisa. A dos kilómetros y medio de la carretera que conduce a Cabañas encontramos la escuela primaria Vladimir Ilich Uliánov, en el poblado de Angosta. Hasta allí llegamos, tras dejar atrás un camino que participa del constante ajetreo de las obras pertenecientes a la Zona Especial de Desarrollo.
Precisamente en el corazón de este asentamiento, conocimos del amor de un colectivo que a diario dedica lo mejor de sí a estos pequeños. Allí descubrimos la grandeza de esta gran obra que por más de 50 años se ha edificado de conjunto.
Solo cinco estudiantes cursan el prescolar, e igual número el quinto grado, y las aulas más pobladas son las de tercero y cuarto, con 11 pioneros cada una. No obstante, disfrutan de las mismas condiciones para la enseñanza que cualquier centro de mayor envergadura.
Esta institución fue la sede del acto municipal de inicio del curso escolar. Según algunos de sus estudiantes han recibido una nueva escuela. “Estamos orgullosos y felices”, afirman los alumnos de sexto. “Las aulas lucen ahora diferentes, al igual que otras áreas”, comenta la pequeña Naomi Orta, quien junto a otros 57 pioneros le dan vida a este sitio donde se fomenta el proceso educativo.
Desde el mes de mayo comenzaron las labores de mantenimiento que, a decir de Alfredo Pérez, director municipal de Educación, son resultado de una inversión ascendente a 41 000 pesos. Aprovecharon el período vacacional para hacer la mayoría de las acciones. Una brigada de mantenimiento constructivo de la localidad asumió la tarea.
“Ha sido muy oportuno el quehacer emprendido, pues desde su fundación, en 1963, no había recibido ninguna labor de este alcance”, señala Zenaida Rodríguez, responsable de escuela, y agrega que los constructores colocaron ventanas y puertas de aluminio, impermeabilizaron el área, y cambiaron los canalones rotos. Los baños disponen ahora de tazas con tanques y, próximamente, colocarán la instalación hidráulica de estos.
“También cambiaron los tomacorrientes simples por dobles, pusieron los que faltaban, y completaron los interruptores. Tres locales fueron divididos, lo cual permitió habilitar una biblioteca con su mobiliario (contaban con una minibiblioteca), adaptar otro para computación, y uno para la gestión de archivos. Por último, se pintó la instalación. Entraron sillas nuevas, algunas mesas, y la base material de estudio está completa”.
Presumen de un personal estable, con más de tres y hasta cuatro décadas de trabajo, la mayoría. Flora Díaz, jubilada reincorporada, quien desde 1971 consagra cada jornada a quienes se forman en este plantel, se siente muy contenta de trabajar allí. “Fue notorio el cambio”, resalta.
Otras acciones
En el poblado de Quiebra Hacha, cercano a esta comunidad, la secundaria Pablo de la Torriente Brau también fue objeto de mantenimiento. “Sustituyeron la carpintería y los canalones en mal estado, impermeabilizaron la cubierta, repararon el sistema eléctrico y pintaron el centro”, precisa el director municipal de Educación.
“Se sigue trabajando en la reparación de parte de los pisos -principalmente el portal- y en detalles de albañilería. Para estas acciones contaron con 60 000 pesos”.
Y el pago de la mano de obra, la reparación de los baños de la primaria Playa Girón y de la construcción de un aula de prescolar, emergerá del uno por ciento de la contribución territorial para el desarrollo local, añade.
“El apoyo del Gobierno, el Partido, los centros padrinos y un gran movimiento de la familia, la comunidad y los trabajadores, contribuyó al mantenimiento de otras instituciones del municipio”. Potenciar el cambio de imagen de nuestras escuelas es una prioridad, básicamente en las de mayores necesidades.
“Tras el paso de Irma, la mayor afectación estuvo en el círculo infantil Alegrías de Vivir, de La Boca, fundamentalmente en la carpintería y el muro que colinda con la costa, e incidió en la impermeabilización de la cubierta del ubicado en la cabecera municipal (Victoria de Girón). Ambos se encuentran cercanos al mar.
Mariel cuenta con 32 planteles educativos, uno más con relación al curso anterior, para la enseñanza de adultos, en el poblado de Quiebra Hacha.
Entretanto, disponen de 729 docentes, y tienen previsto “cubrir las 104 necesidades actuales, con diferentes alternativas, como 94 contratos, el incremento de la relación docente-alumno y el apoyo de cuatro asistentes educativas matriculadas en la universidad”, especifica el director municipal de Educación.
De vuelta a las aulas
Más de 5 000 estudiantes iniciaron el curso escolar en Mariel. En el politécnico Juan Manuel Castiñeiras igual respiran los albores de esta etapa.
A pasillos y aulas retorna la imagen característica del centro, que recibió este septiembre a más de 1000 alumnos: 677 se forman como técnicos medios, 152 como obreros calificados y 188 pasan el curso para trabajadores.
“Hubo un incremento de la matrícula, al incorporarse Automática. Son 11 especialidades correspondientes al técnico medio: Informática, Gestión del Capital Humano, Contabilidad, Electricidad y Electrónica van dirigidos a alumnos de toda la provincia”, expresa María Eugenia Zorrilla, la directora.
El Castiñeiras tiene convenios de trabajo con la Central Termoeléctrica Máximo Gómez, la Terminal de Contenedores Mariel, la Unidad de Aseguramiento de la Administración Municipal y Planificación Física. Estas entidades atienden varias especialidades, de modo que superan las 10 aulas anexas.
Solo resta enfrentar este nuevo período con ansias de conocimiento y la necesidad de superarnos, a fin de contribuir a nuestro desarrollo profesional, y que eso se revierta en un mejor desempeño social. Hoy desde las aulas o mañana desde un puesto laboral, siempre que el deseo de saber asome, seremos eternos estudiantes, con un futuro por delante a conquistar.

Los niños de la primaria Vladimir Ilich Uliánov, en Angosta, han recibido una nueva escuela
Los niños de la primaria Vladimir Ilich Uliánov, en Angosta, han recibido una nueva escuela
7:45 am.
- 21/04/2014 0 comentarios | |

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES