5:30 pm.
- 20/05/2017 0 comentarios | | |

Jardines de frutales con sello de Artemisa

La diversidad de frutales existentes, la presencia de personal especializado en fruticultura y la experiencia en la socialización avalan la elección de la Unidad para asumir un proyecto que, al decir de Martha Rosa Hernández, su directora, rescatará y aportará a los saberes populares sobre los frutales, y acercará a las nuevas generaciones el conocimiento práctico de la cultura frutícola del país.
Rommell González Cabrera rommellgonzalez@gmail.com

La Unidad Científico Tecnológica de Base (UCTB) de Alquízar desarrolla el proyecto Fomento de jardines de frutales,  dentro del movimiento de cooperativas de frutales, el cual proveerá a todas las provincias de 46 especies, la mayoría de poca presencia como la fresa, la frambuesa, la manzana, la pera, el melocotón y el higo.
El proyecto se dio a conocer de manera oficial en el VII Encuentro Nacional del Movimiento Político de tales cooperativas, celebrado en marzo pasado en Ciego de Ávila, en el cual Gustavo Rollero, ministro de la Agricultura, destacó que la unidad alquizareña “tiene la tarea de extender de forma gradual los cultivos que hay allí a los miembros de este movimiento”.    
Para esa fecha los trabajadores de la UCTB, perteneciente al Instituto de Investigaciones en Fruticultura Tropical,  ya habían puesto manos a la obra, y hoy tienen listas para entregar el níspero de Japón, el melocotón, el mamoncillo chino y el zapote, entre otras frutas desarrolladas en el centro, como el mango, precisó la especialista Yohanna Guzmán.
Creada el 12 de septiembre de 1965 como Banco de Germoplasma de Frutales Tropicales y Subtropicales en Cuba, la UCTB tiene como misión  proveer la base científico–técnica para lograr la sostenibilidad y la competitividad de la industria frutícola cubana.

Confianza en el talento y la experiencia
La diversidad de frutales existentes, la presencia de personal especializado en fruticultura y la experiencia en la socialización avalan la elección de la Unidad para asumir un proyecto que, al decir de Martha Rosa Hernández, su  directora, rescatará y aportará a los saberes populares sobre los frutales, y acercará a las nuevas generaciones el conocimiento práctico de la cultura frutícola del país.
De acuerdo con la directora, garantizan la reproducción y entrega de las plantas, la capacitación sobre estos frutales y sus potencialidades y el asesoramiento en la elaboración y venta de productos, lo cual incluye la mercadotecnia en todas sus variantes, desde la finca hacia el consumidor.
“Además, constituyen acciones del proyecto, el asesoramiento continuo a productores y productoras que desarrollan los jardines de frutales en las diferentes cooperativas, la exposición de estas experiencias a la comunidad científica  nacional e internacional e incluir en el Banco de Germoplasma de la UCTB las especies que se rescaten como producto de la socialización dado los saberes populares”.
Según David Zamora, subdirector de Ciencia y Técnica, elaboraron un cronograma para garantizar la entrega de los frutales en dos momentos: noviembre de este año y julio de 2018, y confeccionaron un folleto con las 46 especies para que los productores conozcan las características botánicas y nutritivas de las plantas, el uso de las frutas, entre otros datos de interés.
Mario Ortiz, al frente del departamento de Producciones Especializadas, resaltó que crearán un área con las especies, independiente del vivero, con el objetivo disponer de estas para su propagación.    

Honor al nombre
La materialización de los jardines de frutales en Cuba llevará el sello de Artemisa, de los trabajadores de la UCTB y en especial de la joven Deilyn Moreno, Ingeniera Agrónoma, recién graduada.
“Atiendo la familia Rosaceae, la cual comprende el melocotón, el níspero de Japón, la fresa y la manzana. Me gusta muchísimo lo que hago aquí, soy adiestrada y recibo ayuda constante de mis compañeros, pasé un curso de metodología de la investigación y otro de biología molecular, en un futuro también quisiera ser investigadora como mis colegas”.
El laboreo en la UCTB no se enmarca solo en el serio compromiso de garantizar el fomento de los jardines de frutales, sino también en disímiles proyectos investigativos.
La Administración Provincial le otorgó el Premio a la Investigación Científica en 2016, por el impacto de sus trabajos relacionados con el efecto de la poda de formación en ocho cultivares de mango, la contribución al desarrollo del marañón y el aporte del enraizador BIBUT al desarrollo de la fruticultura en Cuba.
Este año asume 14 investigaciones, entre las que sobresale la elaboración de subproductos a partir del cultivo de la acerola, muy valiosa por su alto contenido de vitamina C, A, titamina, riboflavina y niacina.
De acuerdo con David Zamora, subdirector de Ciencia y Técnica, se trata de fomentar cuatro cultivares de acerola en una hectárea, ubicada en Ceballos, Ciego de Ávila, para cuando entren en producción evaluarlos industrialmente.
Al decir de María Elena Rodríguez, técnica en Química y responsable de la colección de malpighiaceae y anonáceas, tienen experiencia en este campo, “pero queremos llevarla a una escala mayor. En especial en la elaboración de jalea, néctar, vinagre vitaminado y alguna mezcla de acerola con otros frutales como la mora y el mango”.  
“Una fruta verde no se madura de un porrazo”, escribió José Martí en 1889. Muchos años después, nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz expresó que “donde quiera que haya un árbol frutal hay que cuidarlo como oro”.  Para lograrlo se requiere paciencia, inteligencia y amor, tres cualidades que los trabajadores de la UCTB de Alquízar demuestran en su día a día y están dispuestos a diseminar. 

La UCTB cuenta con 70 géneros y 109 especies de frutales / Fotos: Otoniel Márquez
La UCTB cuenta con 70 géneros y 109 especies de frutales / Fotos: Otoniel Márquez
5:30 pm.
- 21/04/2014 0 comentarios | |

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES