Mayo 31, 2018 - 9:00am
- 31/05/2018 0 comentarios | | |

Imaginación fuera de fecha

En algunos casos (de mamás y papás muy aventajados) casi logramos confundirlos, pero al final terminamos vencidos por niños de cinco, seis o siete años que viven sin lógicas instituidas, en un mundo donde si los grandes queremos “triunfar”… debemos imaginar más. O imaginar, al menos.
Katia Siberia katia@artemisadiario.cu

Los niños son un desmentido a la sabiduría de los grandes, porque casi siempre preguntan cosas que no sabemos o nos dan respuestas que no esperábamos, aunque los padres, como casi nunca podemos ni disimular la adultez, les hacemos creer que quienes sabemos mucho somos nosotros.
En algunos casos (de mamás y papás muy aventajados) casi logramos confundirlos, pero al final terminamos vencidos por niños de cinco, seis o siete años que viven sin lógicas instituidas, en un mundo donde si los grandes queremos “triunfar”… debemos imaginar más. O imaginar, al menos.
Lo demás es la retórica del crecimiento, todo lo que deben y no deben, lo que pueden y lo que no. La educación necesaria que no encona con los vuelos de una madre capaz de confesarle a su hija que los Reyes Magos no existen y hacerle, sin embargo, el cuento de cómo ella se convierte en maga para hacerle un regalo, sin aludir a las cuentas del jabón y el picadillo, y sí a cuanto hacen las manos y la imaginación.
Sería más o menos así: ¿sabes?, esta muñeca de trapo tiene la panza repleta de los algodones que una oruga se comió antes de salir volando en mariposa, antes de irlos desperdigando por el patio, de donde los recogí, uno a uno. Por eso está inflada (con eso justificamos la chapucería) y le puse Mariposita.
¿Y te acuerdas de esta tela? (ahí le muestras la foto de sus seis meses, para que vea que aquella batica a cuadros le quedaba tan bien a ella como a Mariposita). Pues la tenía guardada, esperando que una mariposa pasara primero, no fuera  a ser que nos dejara mucho algodón y le quedara apretada la ropita. ¿Te imaginas?
Y mientras su hija la mira asombrada —instantes antes de preguntarle con cara de descrédito, cómo es que una mariposa pudo con tanto algodón, y de obligarla a volar más alto o de volver al mundo de los serios y los grandes— esa madre piensa que le importa poco, si alguna vez le importó, que exista un cupo en el calendario para el Día Mundial de la Infancia. Ella cree en la imaginación, no en las fechas.

Mayo 31, 2018 - 9:00am
- 21/04/2014 0 comentarios | |

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES