9:00 am.
- 09/10/2018 0 comentarios | | |

Un hombre sin muerte

Hoy Bolivia te iza como bandera que ilumina la noche americana. Desafía a los rangers y los monopolios de la América ambiciosa. Lanza un grito de libertad y esperanza. Empuña tu fusil y la espada de Bolívar. Se une a Cuba, Venezuela y al sueño posible de la verdadera independencia.
Joel Mayor Lorán joeldeartemisa@gmail.com

¿De qué sirvió que te escondieran bajo tierra, si no por callado eres silencio? Un hombre no muere cuando otros miles llevan su foto en el pecho, sobre un pulóver, sobre el ruido atronador del corazón. No muere cuando los jóvenes te prefieren como escudo, porque tu imagen tiene voz.
Cuenta Neruda que por aquellos tiempos recién se abría un derrotero, y el 9 de octubre de las torpes ráfagas de M-2 contra tus ideas libertarias… llegó la derrota como un hacha; entonces “Bolivia volvió a su rencor, a sus oxidados gorilas, a su miseria intransigente”. Dice con pesar que la selva amarga se tragó los movimientos y los caminos.
Pero tú no estabas equivocado. Te quedaste a la izquierda de los hombres; les exigiste que apresuraran el paso. Quizás porque las balas te encendieron la sangre. Tal vez porque creyeron sepultar tu cuerpo y solo lo sembraron, y germinaron Evos y otros hombres de fe en el cambio.
Hoy Bolivia te iza como bandera que ilumina la noche americana. Desafía a los rangers y los monopolios de la América ambiciosa. Lanza un grito de libertad y esperanza. Empuña tu fusil y la espada de Bolívar. Se une a Cuba, Venezuela y al sueño posible de la verdadera independencia.
¡Estúpida muerte fabricada con balas! ¡Necio crimen que no apagó tu luz! Sabías que no habría fin para la lucha: lo demostraste con tu sangre. No te equivocabas; Nuestra América renace, pese a tantos pesares, y comienza a vivir como tú vives.
 

9:00 am.
- 21/04/2014 0 comentarios | |

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES