12:15 pm.
- 04/12/2017 0 comentarios | | |

Hacer más dulces las mieles de Occidente

Según explica Rigoberto Velázquez, director de la UEB, las mieles de la región oeste de Cuba son procesadas en Sancti Spíritus, por tanto se incurre en un doble gasto en transporte, pues luego deben regresar para embarcarlas por el puerto de Mariel, hacia sus destinos en el extranjero.
Osniel Velasco Hernández osnielvelazco10@gmail.com

En el mismo lugar donde, hasta hace unos años, Cítricos Ceiba procesaba gran parte de sus producciones, la Empresa Apícola Cubana (Apicuba) le da los toques finales a una obra que además de reportarle grandes progresos económicos al país, también contribuirá al ahorro de tiempo y recursos en el beneficio y exportación de miel.
La UEB Planta de Beneficio de Miel de Occidente, será la tercera de su tipo en el país -existen una en Sancti Spíritus y otra en Contramaestre-, y permitirá el reordenamiento de toda la recolección de este preciado alimento, para aliviar la carga de las otras dos unidades, a la vez les facilitará diversificar sus producciones.
Según explica Rigoberto Velázquez, director de la UEB, las mieles de la región oeste de Cuba son procesadas en Sancti Spíritus, por tanto se incurre en un doble gasto en transporte, pues luego deben regresar para embarcarlas por el puerto de Mariel, hacia sus destinos en el extranjero.
“Esta inversión, valorada en unos siete millones de pesos en ambas monedas, dejará una moderna planta con capacidad para producir más de 20 toneladas diarias de miel, el 30 por ciento del total nacional, con un gran ahorro de combustible y tiempo, lo cual redundará en un mejor sistema de gestión de la calidad”, asegura Velázquez.
Tras más de un año de arduo trabajo la primera parte de la obra constructiva está terminada, solo falta el montaje de los últimos equipos, son de moderna tecnología y debe instalarlos la firma productora: la mexicana X-NOX, cuyos especialistas llegarán a finales de este mes, comenta Carlos León, especialista principal de producción.
Ya en diciembre deben culminar el montaje de la tecnología, iniciar la puesta en marcha y las pruebas tecnológicas; por tanto, ambos directivos esperan arrancar el 2018 listos para comenzar la producción de tanques de 300 kilogramos para la exportación.
Por su parte, Velázquez insiste en que por ahora solo harán los grandes tanques que se venden como materia prima en el exterior y la cera –excedente rescatado en el proceso de beneficio-, esta última con valor de unos 5 000 dólares la tonelada.
La calidad como primicia
Esta planta tiene la responsabilidad de mantener y aumentar el prestigio internacional de las mieles cubanas, por ello los controles a la humedad del producto, su viscosidad y valores exportables, serán muy estrictos; todos estarán bajo la responsabilidad de Katia García, especialista de la calidad.
“Contamos con un moderno laboratorio para realizar las comprobaciones de la miel cuando llega y durante el proceso de beneficio; de certificarla se encarga el Centro de Investigaciones de la Apicultura y un laboratorio alemán. Hasta que no lleguen los resultados desde allá, el lote no se liberará”, explica Katia.
Entre la moderna tecnología que pulula en el lugar, un equipo llama la atención: un refractómetro digital, el primero de su tipo en el país. “Este dispositivo permitirá medir la humedad de la miel casi instantáneamente y de manera muy precisa, antes se hacía manualmente y demoraba mucho más”, comenta Katia.
Otra de las garantías para mantener la estricta seguridad sanitaria, será el almacenar por 6 meses y un año, respectivamente, las muestras de los lotes y de cada productor.
Una característica muy peculiar en este lugar, es que cada uno de sus 33 trabajadores estuvo presente en todas las etapas constructivas, y realizaron muchas horas de trabajo voluntario, por lo cual el sentido de pertenencia hacia el centro es muy alto.
Ellos recibieron cursos de capacitación sobre el manejo de la tecnología, inocuidad de los alimentos y cómo usar los modernos equipos sanitarios.
Tecnología e inversiones para crecer
El monto inicial de siete millones de pesos está previsto a recuperar en cinco años, no obstante, las inversiones no se detendrán en las más cercana línea de envases menores. El futuro se presenta lleno de oportunidades para aprovechar los múltiples derivados de esta delicia natural.
Ya para el próximo año comenzarán las labores constructivas en la segunda parte de la obra, la línea de producción de envases más pequeños y minidosis, los cuales serán destinados principalmente al mercado interno, agrega León.
“No vamos a detenernos en el beneficio y la comercialización de la miel, pensamos expandir nuestras líneas hacia otros rubros, con un alto valor agregado, muy demandados internacionalmente como el polen, el propóleo y más adelante la jalea real”, anuncia Rigoberto, el director.
Muchos retos por delante, entre ellos arrancar con buen pie esta primera etapa. Solo resta mantener el impulso logrado hasta ahora y seguir rumbo hacia un futuro, en el cual las mieles de Occidente sean las más dulces de Cuba.

KATIA García realiza pruebas de humedad en el refractómetro
KATIA García realiza pruebas de humedad en el refractómetro
12:15 pm.
- 21/04/2014 0 comentarios | |

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES