10:15 am.
- 18/05/2017 0 comentarios | | |

Garantizar el mañana, cuidando el pasado

Compuesto por tres salas de exposición permanente y una de carácter transitorio, en este último podemos encontrar objetos pertenecientes a la vida y la época de Rubén, y de su familia.
María Caridad Guindo Gutiérrez mguindogutierrez@gmail.com

Fieles guardianes del patrimonio inmaterial, los museos atesoran fragmentos esenciales de los antecedentes y las tradiciones de nuestros pueblos. En Alquízar existen dos: uno sobre la historia local del sureño municipio, y el otro dedicado a Rubén Martínez Villena, en la casa de madera donde viera la luz el 20 de diciembre de 1899.
Compuesto por tres salas de exposición permanente y una de carácter transitorio, en este último podemos encontrar objetos pertenecientes a la vida y la época de Rubén, y de su familia.
Zoila Peraza, una de las museólogas, refiere que la primera sala está dedicada a la infancia y desarrollo intelectual, con páginas de sus expedientes académicos, la placa que lo acredita como abogado, distinciones, reconocimientos, muestras de la obra poética, periodística y narrativa, así como su imagen reflejada por más de un artista.
Ejemplo de esto es la réplica de la portada del libro La pupila insomne, a cargo del pintor Carlos Enríquez, y el retrato del autor de Canción del sainete póstumo, fruto del talento del alquizareño Manuel Ciro Ferres.
También se exhibe un soneto dedicado a la caída en combate de Antonio Maceo, bajo el título San Pedro. Según Peraza, en su primera etapa como escritor redactó varios sonetos sobre pasajes de la historia nacional y figuras de las guerras del 68 y del 95.
La segunda sala contiene pasajes de su impronta  revolucionaria y de intelectual comunista, y un ejemplar del Heraldo de Cuba, medio que informó detalles de la Protesta de los Trece.
Asimismo, se aprecia la unión con el líder estudiantil Julio Antonio Mella en la creación de la Universidad Popular José Martí, y la alianza con los obreros, entre otras instantáneas y documentos. Destacan las cartas cruzadas con el escritor y amigo, Enrique Serpa.
Retratos de sus familiares y algunos objetos personales recrean el ambiente de la tercera sala, reservada a la familia Martínez Villena.
La muestra del mes está dedicada a El útil anhelo, compilación de la correspondencia de Villena, realizada por Carlos Eduardo Reig.
La institución posee una biblioteca especializada en la personalidad del alquizareño y su contexto histórico, así como el busto en yeso confeccionado por el escultor José Delarra, que no se encuentra expuesto.
No resulta despreciable el interés creciente por visitar y recorrer las instalaciones de la Casa Museo, declarada Monumento Nacional en 1978; de ahí el empeño por habilitar un pantry donde se oferte un servicio gastronómico de acuerdo con la institución.
Fuerza de trabajo procedente de la UEB de Mantenimiento Constructivo labora en el arreglo del baño, de puertas y tabloncillos, y en la sustitución de las redes hidrosanitarias. Según Lucrecia Bárbara González, directora de Cultura en el municipio, las acciones deben extenderse hasta el último trimestre del año, y persiguen el confort de trabajadores y público.
Diversos eventos tienen su sede en este sitio. Cabe mencionar la peña Hexaedro Rosa, vínculo entre música y literatura, el primer jueves de cada mes. Sus puertas se mantienen abiertas a concursos, encuentros y otras manifestaciones culturales.  

Renovaciones a la historia local  
Mientras, el museo Álvaro Reynoso reúne parte esencial de la memoria de los alquizareños en tres salas, una transitoria y las otras dedicadas a etapas de la historia: colonial, republicana y de la revolución en el poder.
Cuando se confeccione el nuevo guion museográfico (el actual data de los años 80), serán cuatro los espacios expositivos: Orígenes de la localidad, Economía, Tradiciones de lucha y Personalidades, abundó el museólogo Ángel Valentín Prada.
Ernesto Braña, director general de Educación, Cultura y Deportes, en Alquízar, expuso que 7 000 CUC, asignados por la Dirección Provincial de Cultura, serán utilizados en el nuevo guion, contratado con el Fondo Cubano de Bienes Culturales.  
Asimismo, prevén colocar el falso techo y preparar la documentación para repararlo en 2018. De aprobarse la propuesta, deben intervenirse de igual forma la biblioteca y la Sala de Video.
Ubicado en el otrora Centro Obrero de los Tabacaleros en el pasado siglo, el museo Álvaro Reynoso fue fundado el 28 de enero de 1981, y en su patio acoge distintas actividades.  
Ni en los museos alquizareños, ni en los de otro lugar, puede morir la historia del terruño y de la nación. Permitir tamaña barbaridad sería comparable con dejar morir la memoria colectiva de los pueblos y su gente, sacrificar el pasado y postergar el mañana.
 

10:15 am.
- 21/04/2014 0 comentarios | |

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES