8:45 pm.
- 25/08/2018 0 comentarios | | |

La familia 3men2chi

Sin la intención de formar un grupo, se unieron un buen día para cantar la música del Guajiro Natural en un jolgorio consagrado a su figura, y desde entonces la llama del arte y los deseos de hacer no se ha apagado en Las Terrazas, cuna de la mayoría de los adolescentes que componen la agrupación 3men2chi.
María Caridad Guindo Gutiérrez mguindogutierrez@gmail.com

Porque los lazos musicales solo sirven de pretexto para crecer como hombres y mujeres virtuosos, desde Las Terrazas 10 adolescentes se toman muy en serio “sus juegos” de la mano de profesores y familiares interesados en canalizar sus aspiraciones y brindarles alas.
Sin la intención de formar un grupo, se unieron un buen día para cantar la música del Guajiro Natural en un jolgorio consagrado a su figura, y desde entonces la llama del arte y los deseos de hacer no se ha apagado en Las Terrazas, cuna de la mayoría de los adolescentes que componen la agrupación 3men2chi.
Por lo menos no era el propósito del artista de la plástica Henry Alomá, representante y productor general del grupo. Todo comenzó cuando su hija Amanda, junto al jovencito René, hijo de Gladys Pérez, segunda voz del grupo de Polo Montañez, y el artemiseño Jorge Martín, coincidieron en la orquesta de guitarras de Valentín Puentes. Compartían un sueño: hacer otro tipo de música más popular, con otro contenido.
“Cuando llegó el Jolgorio decidí crear un ensemble y llamé a Rony, guitarrista de la comunidad, y a Werlin, una muchacha que estudiaba piano. Así comenzó esta aventura en la cual no tenía experiencia alguna, pero la emprendí con optimismo”. De ese modo, tres varones y dos chicas se unieron en 2016 y dieron sentido a este peculiar apelativo de 3men2chi.
A la vuelta del tiempo, el proyecto inicial creció; lo componen en la actualidad 10 adolescentes y jóvenes entre 12 y 19 años, una etapa bien difícil en el desarrollo de los seres humanos.
Cada uno de sus integrantes se sumó respondiendo a una necesidad concreta, según Henry. “Werlin no quiso continuar por la responsabilidad de los estudios. Más adelante buscamos a Thalía Cruz, una bajista de Artemisa que tocó con nosotros varios meses.
“La lejanía y las preocupaciones de la escuela de arte la apartaron de este camino; sin embargo, conocimos a Érika Morales, percusionista menor que se nos reveló una talentosa cantante”.  
Esta niña resulta la menor a sus 12 años, pero todos coinciden en que es la más madura. “Provengo de una familia de músicos y mi padre me enseñó temprano a tocar maracas, bongó, entre otros instrumentos. 3men2chi es como una familia. No me percato que soy menor, me parece que tengo la misma edad de los otros”.

Nuevas promesas
Otros músicos novatos han encauzado su andar a través de este derrotero. Entre ellos Amaury Fernando Romero, hijo del director del grupo de Polo, quien es sobrino del autor de Flor pálida. El bajista de 15 años jamás pensó dedicarse al arte; “3men2chi me cambió la vida”.
También llegaron a la familia Marisleidy Miranda –flautista-, a partir de la necesidad de incorporar instrumentos melódicos porque solo tenían hasta el momento el tres.
El set de percusión corre a cargo del “Chino” Daniel Leyva, -El pulpo de Vereda Nueva-, pues este chico toca un cajón flamenco, platillo, bombo de pie, media batería, y un miniset de timbal; además, hace coros.
Leduán Sosa resulta imprescindible en la travesía: Instructor de arte, director musical y músico profesional, se propuso conducirlos y organizarlos a los pocos meses de su fundación.
“Henry me planteó las necesidades musicales, participé en varios ensayos y en una presentación comprendí que precisaban de orientación para encauzar sus sueños. De igual forma satisfago el deseo de enseñar lo aprendido”.
Alomá cuenta que cuando surgió la propuesta del disco contactaron a Dayana, la violinista, y el décimo “pasajero” de este expreso renovador ha sido Rafael Gamboa, o “Rafi”, oriundo del lugar. Él comenzó de invitado y ya canta a la par del resto. Estudia guitarra eléctrica, la cual pretenden incorporar a su sonoridad.
“Si se puede definir a 3men2chi, sería como un grupo de rumba, rumba-fusión y flamenca, al estilo de Aceituna sin Hueso, Toques del Río (en sus inicios), Palo de Agua, Estopa o Rosario Flores”, afirma el artista.
“Sonamos prácticamente como una orquesta. Las voces están armonizadas, y nuestros vocalistas Amanda, Rony, Érika y Rafi poseen voces hermosas, buena proyección escénica y una imagen bien juvenil”.
Cualquiera podría imaginar la mano del padre detrás de esta afición, mas Amanda Alomá canta desde el círculo infantil, aunque su progenitor quería que ella pintara.
“Me ponía la ropa de mi mamá, inventaba canciones, con un pomo de champú imitaba un micrófono, y después de recibir el visto bueno de un cantante, comencé en la academia de Valentín y aprobé las pruebas de aptitud de la Escuela de Arte”.
Ella, Érika y Jorge adoran el tres. El joven lo prefirió gracias a la influencia familiar, a su liderazgo en el discurso melódico dentro de la música tradicional cubana.
Por su parte, Rony defiende la guitarra “a capa y espada”, compone los temas junto a Henry, y agradece a él y a su esposa Nadina el cariño, la educación recibida en este hogar que lo mismo sirve de albergue, cocina- comedor o terapia familiar.
Quizá Rony sea el mayor logro de 3men2chi, asegura Henry. “Más que un grupo musical, nos convertimos en foco de resistencia cultural, en refugio frente a las deficiencias de la cultura. Rony exhibe el mayor crecimiento profesional y humano. En realidad, hemos aprendido entre todos”.

Un Café para compartir
El cuarto jueves del mes, en su peña habitual en el Café Aire Libre, intercambian con el público en este lugar estratégico, porque es el único en Las Terrazas donde no se venden bebidas alcohólicas. El espacio tuvo un impacto tal que el disco que preparan se llamará Aire libre, al sugerir lo novedoso, lo espontáneo de la propuesta; un grito de emancipación cultural, al desmarcarse de lo tradicional.
La canción homónima pertenece a Henry Alomá y “es una declaración de principios, que habla de nuestra historia, nuestras raíces. Representa un ícono: ahí plasmamos la herencia de este terruño”.
El álbum, patrocinado por Dany Rivera, contendrá 12 temas y aún se graba en los estudios Blen Blen del afamado Edesio Alejandro.
“3men2chi es la única agrupación categorizada como relevante en el movimiento de artistas aficionados a nivel nacional. Tres de sus integrantes (por la edad) pertenecen a la AHS”, apunta Alomá antes de concluir el diálogo y hacer lo que mejor saben: una deliciosa descarga cubana de rumba, flamenco, reguetón…, todo mezclado, al decir del poeta nacional.
Y esta reportera guarda la grabadora y se apresta a disfrutar el espectáculo, convencida de que los terraceros seguirán dando noticas alentadoras. Conseguirán cuanto se propongan, pues impulso y aire nuevo no les faltarán.


Rafi es el último “pasajero” de este tren de buena música y valores humanos

Durante la grabación de su primer CD, junto a Dany Rivera y Edesio Alejandro, propietario de los estudios Blen Blen. De izquierda a derecha, integrantes del grupo: Henry, Érika, Dayana, Amanda y Marisleidys. En la segunda fila: el Chino, Jorge, René, Amaury, Rony y Leduán
Durante la grabación de su primer CD, junto a Dany Rivera y Edesio Alejandro, propietario de los estudios Blen Blen. De izquierda a derecha, integrantes del grupo: Henry, Érika, Dayana, Amanda y Marisleidys. En la segunda fila: el Chino, Jorge, René, Amaury, Rony y Leduán
8:45 pm.
- 21/04/2014 0 comentarios | |

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES