9:00 am.
- 07/06/2017 0 comentarios | | |

Una escuela verde olivo

La escuela de Instrucción Provincial Santiago Figueroa, ubicada en San Antonio de los Baños, acoge a estudiantes egresados de la enseñanza media que desean formar parte de las filas del Minint.
Sailys Uria López sai.uria0322@gmail.com

Parece un centro como cualquier otro. Como una escuela al campo común. Solo una diferencia: allí se forman los futuros oficiales del Ministerio del Interior (Minint) para la provincia de Artemisa.
La escuela de Instrucción Provincial Santiago Figueroa, ubicada en San Antonio de los Baños, acoge a estudiantes egresados de la enseñanza media que desean formar parte de las filas del Minint.
Cuenta con aulas especializadas en criminalística, campos de obstáculos y de tiro, gimnasios, colchón para entrenar defensa personal, biblioteca, laboratorios de computación y dormitorios. “Todos los espacios han sido creados pensando en el bienestar de los alumnos en el centro”, afirma el teniente coronel Rolando Capote, director del plantel.
El proceso de captaciones es selectivo y se realiza en enero y junio. Los interesados acuden a las unidades de la Policía en sus municipios, y ahí comienza el trámite. La academia recibe a personas de todo el país. Muestra de eso son los estudiantes granmenses y santiagueros que preparan para servir a esta nueva provincia o a La Habana.
En aras de garantizar una cantera de futuros oficiales, en la provincia existen dos preuniversitarios (en Artemisa y San Antonio) con aulas vocacionales, en las que evalúan las habilidades de los estudiantes para acceder a esta escuela u otra perteneciente al Minint.
En el centro imparten las disciplinas de Agente de Orden Público, Funcionario de Establecimientos Penitenciarios y  Oficiales Operativos (Antidrogas, Contrainteligencia y Policía Técnica Investigativa), todas con una duración entre seis meses y un año.
Después de un año de trabajo, los oficiales egresados de la  Santiago Figueroa tienen la posibilidad de superarse en la Filial Universitaria Militar, radicada en la propia instalación, donde estudiarían Licenciatura en Derecho, en las modalidades de Investigación Operativa y Policiología.
Los discípulos cuentan que, además de las asignaturas correspondientes a las especialidades policiales, el plan de estudio contempla otras como Religión, Geografía y Literatura, para fomentar su cultura general. Y es que tener oficiales mejor preparados no es solo un eslogan para ellos, sino la obra principal de profesores y alumnos.
El orden y la disciplina priman en esta escuela que viste de verde olivo. Los estudiantes hablan emocionados de “servir a la seguridad ciudadana”; los profes insisten en que “de la calidad de las clases depende el comportamiento de los oficiales, cuando salgan a cumplir su tarea en las calles”; y el director se refiere al centro con amor y firmeza: “este es el lugar donde se forma a los soldados de la Revolución”.
No cabe dudas, compromiso y entrega son las palabras justas para describir a quienes laboran o estudian allí. Resulta meritorio, entonces, felicitar hoy a quienes forman parte de la primera línea de combate en defensa de la patria .

9:00 am.
- 21/04/2014 0 comentarios | |

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES