2:15 pm.
- 03/10/2017 2 comentarios | | |

El ejemplo de un guajiro artemiseño

Miguel Acosta ha logrado que su finca, en Güira de Melena, Artemisa, se distinga por la biodiversidad: integra agricultura y ganadería, garantiza sus propias semillas, aplica el policultivo y utiliza el abono orgánico. Incluso incursiona en el cultivo de maíz para rositas.
Rommell González Cabrera rommellgonzalez@gmail.com

“No tengo derecho a sentarme a escribir lo que imagino para dejar de escribir lo que viví”, dejó claro el periodista y escritor español, de origen judío, Max Aub, autor de una importante obra narrativa y ensayística y magnífico testimoniante de la Guerra Civil Española.

Miguel Acosta es un guajiro artemiseño sencillo. Lo conocí una mañana lluviosa, de esas que invitan a no salir de casa. Aunque para él, campesino de toda una vida, nada impide que chapee una cerca, limpie un surco, o coseche tomates. La satisfacción llega después, sobre todo cuando recoge los frutos de semillas que colectó y conservó tiempo atrás.

Tiene Acosta su hogar en la finca Villegas, en Güira de Melena. El sitio fue adquirido por su padre Eusebio para el cultivo de flores. Actualmente es un espacio que se distingue por su biodiversidad: integra agricultura y ganadería, base de su proyección agroecológica.

Hoy celebramos el Día del Trabajador Agropecuario, aprobado en el II Congreso de ese sindicato, efectuado en agosto de 1977, dado que el tres de octubre de 1963 se promulgó la

Segunda Ley de Reforma Agraria, la cual asestó un golpe definitivo a la burguesía terrateniente.

José Ramón Machado Ventura, Segundo Secretario del Comité Central del Partido, en reciente visita a Artemisa, afirmó que el campesinado cubano tiene una misión especial, además de producir alimentos: la de contribuir al desarrollo del país. De ahí que el Día del Trabajador Agropecuario sea momento de reconocimientos y de compromiso.

Miguel materializa una idea, que no es nueva, pero sí interesante y eficaz para no dejar de producir. Este soldador y campesino conserva sus semillas, pero tras un riguroso proceso. Por estos días, de hecho, incursiona en el maíz de rosita.

Un antiguo refrigerador le sirve de nevera, cual baúl que encierra un tesoro de inestimable valor. En recipientes plásticos y de cristal atesora semillas, casi perfectas, de varias especies que garantizan el sustento familiar.

Él comparte variedades con campesinos de la zona, y estos le ayudaron a recuperar algunos cultivos derivados de aquellas simientes.

Según Sarah Martínez, especialista de la ANAP provincial, la agroecología consiste en lograr sustentarse con los propios recursos que genera la finca y eliminar la dependencia externa, a partir de prácticas respetuosas con el medio ambiente.

Miguel Acosta cumple este principio, importantísimo para el desarrollo del país, pues además de garantizar sus semillas, aplica el policultivo y utiliza el abono orgánico. Esto, de acuerdo con Jesús Pérez, agroecólogo de la CCS Primero de Mayo, en Güira de Melena, consolida la capacidad de resiliencia de este agricultor.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) define el término resiliencia como la capacidad de las personas, las comunidades o sistemas que hacen frente a catástrofes o crisis a preservarse de los daños y recuperarse rápidamente.

Al decir de Pérez, entre los méritos de Acosta destaca su constante superación, ya sea a través de talleres o el movimiento anapista Campesino a Campesino. El propio Miguel reconoce que “uno nunca se las sabe todas”.

El trabajo consciente del campesino, del trabajador agropecuario en general, define el presente y futuro de la patria. Por eso debe aspirar a más, y ha de hacerlo con inventiva, como lo hace Miguel. Para orgullo nuestro, contamos con muchos como él.

2:15 pm.
- 21/04/2014 2 comentarios | |

COMENTARIOS DE LA NOTICIA

Gualterio Nunez...
- 11/04/2017 - 17:03
1
"consolida la capacidad de resiliencia de este agricultor." ?Me lo puede traducir al cubano?
- 11/04/2017 - 17:29
2
Gualterio. imagino que la palabra que hace que no comprendas la oración sea resiliencia, y en el mismo trabajo se explica que "La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) define el término resiliencia como la capacidad de las personas, las comunidades o sistemas que hacen frente a catástrofes o crisis a preservarse de los daños y recuperarse rápidamente".

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES