Febrero 12, 2018 - 10:30am
- 12/02/2018 0 comentarios | | |

Donde se aprende a ganar

AQUÍ SE VIVE APRENDIENDO A GANAR, Y PREPARÁNDOSE PARA UN DÍA, SI FUESE NECESARIO, DEFENDER LOS VALORES EN LOS QUE SE CREE, TAL COMO NOS ENSEÑÓ FIDEL EN LA DEFINICIÓN DE REVOLUCIÓN
Yudaisis Moreno Benítez yudaisismoreno@gmail.com

Compartir un tiempo permeado de organización, disciplina, valores humanos…, de perseverancia al formar jóvenes integrales como oficiales, soldados… con sus manos, en un futuro no tan lejano —si fuera necesario— en la defensa del país, pudiera ser utopía; mas, la realidad emerge de la Escuela Interarmas “General Antonio Maceo”, Orden “Antonio Maceo” (Eigam), ubicada en Caimito, Artemisa.
Lo dicen sus protagonistas, los chicos que un día, con el alma enraizada en sacrificio y altruismo, se alejaron de las siempre cálidas sábanas del hogar, para saberse útiles en otra “familia”.
De los Camilitos de Guantánamo, vino hasta el occidente cubano Ireidis Chibás Muñoz. Está en cuarto año en la carrera de Ingeniero Fortificador, y confiesa el porqué de su pasión mientras comparte con Jessica Menéndez Orta (tercer año de Logística, en el perfil de Mando), proveniente del preuniversitario Ernesto Che Guevara, del propio Caimito. “Sentía empatía por el uniforme de los militares y la artillería, y no cesé hasta ser parte de ellos”.

Su propia historia
Entre todos, lo común se hace costumbre. Casi desde las 6:00 a.m. el toque de la diana les da el “de pie”. El aseo personal, la gimnasia matutina, los pulóveres blancos y los pantalones de campaña avivan la escuela, en tanto el desayuno, la formación en pelotones y la docencia teórica o práctica amenizan un tiempo que —en alianza con el deporte y la cultura— complementan la integralidad de una jornada.
Yailén Rodríguez Luna asegura que, aunque es granmense, se siente santiaguera. Allí militaba en la Unidad de Guardia de Honor a José Martí, pues fue de las féminas que dieron su paso al frente para cursar el Servicio Militar Voluntario Femenino. Ahora estudia la carrera Político Militar en tercer año y desarrolla, entre otras aptitudes, la de locutora.
¿El Día del Cadete? Último martes de cada mes, a partir de las 14:00 horas. Música, deportes, juegos, entretenimientos, saberes. Son los muchachos quienes ponen todo en movimiento.
Asimismo, Liyoa Escalona Pérez, egresado de los Camilitos de Camagüey, ahora estudiante de cuarto año de Artillería Terrestre, y el avileño primer teniente cadete Albey Valdés Cueva, alumno de igual nivel, pero MACEOde Infantería, comparten casi 24 horas en la escuela que los ha visto crecer, junto a un moderno equipamiento en técnicas y armamentos, muchos creados por la Industria Militar Cubana.

Profesionalidad, técnica y ciencia
Prestigia al centro de altos estudios el elevado nivel científico de su claustro, la óptima base material de estudio, la bibliografía atesorada en una biblioteca —con valores históricos y patrimoniales muy bien conservados—, además de laboratorios, salas de historia, aulas especiales y simuladores, con tecnología básica y elemental para el aprendizaje. La primer teniente Ariadni Cruz Cruz, profesora de la carrera de Infantería Mecanizada, frente a cadetes de segundo año, alude a la importancia de formarlos más allá de esta profesión, como seres humanos revolucionarios e intachables.
Entretanto, el Doctor en Ciencias Técnicas Iván Cruz Delgado, Profesor Auxiliar, quien hace 16 años imparte docencia sobre Ingeniería Mecánica de Tanques y Transportes, además de Medios del Armamento Ingeniero, sabe de las exigencias para aportar herramientas actualizadas a los alumnos, y del interés de ellos por ampliar conocimientos.
Desde diferentes tipos de cocina y sus útiles para usar en tiempo de guerra, armamentos, campos reducidos de tiro, hasta polígonos de lucha contra medios incendiarios y equipos sofisticados a favor de siempre mantener las comunicaciones —pese a cualquier etapa de contingencia—, aquí se vive aprendiendo a ganar, y preparándose para un día, si fuese necesario, defender los valores en los que se cree, tal como nos enseñó Fidel en la definición de Revolución.
Así coincide el mayor, Doctor en Ciencias Militares, Edelio Bernal Reyes, además Profesor Titular, quien en sus aulas adiestra en los saberes a cadetes de la carrera de Artillería, entre otros estudiantes, y aprecia cómo crece entre el claustro la necesidad de prepararse al ritmo de estos tiempos, de ahí el hecho de materializar los ya existentes convenios con otras universidades, como la de Artemisa.
Desde fuera les percibía jóvenes diferentes, tal vez por la pulcritud de sus uniformes, la perfección al marchar o por su casi inviolable responsabilidad y respeto a las tradiciones combativas.
Sin embargo, salvo la seriedad sostenida por algunos, los alumnos de la Interarmas “Antonio Maceo” son igual al resto: enamorados, bailadores, atrevidos, dormilones, familiares, deseosos de un día cualquiera compartir en la Casa de la Música de los artemiseños hasta la madrugada; pero, eso sí, con la mira en la seguridad de su país y su cielo soberano.

Febrero 12, 2018 - 10:30am
- 21/04/2014 0 comentarios | |

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES