8:15 am.
- 22/02/2017 0 comentarios | | |

Donde se administra la sostenibilidad

Un mundo mejor es posible donde el desarrollo sea realmente sostenible y se administren correctamente los recursos de un territorio, como en la Reserva de la Biosfera Sierra del Rosario
Manuel Alejandro Hernández Barrios manu.hdez32@gmail.com

La Reserva de la Biosfera Sierra del Rosario (RBSR) es el refugio natural más destacado de Artemisa. Ha sido escenario de la historia, fuente de recursos económicos, cuna de la cultura y ejemplo del desarrollo sostenible al que aspira el país.
En sus rocas se han encontrado restos de saurios, en sus montes se refugiaron los esclavos que cultivaban el que llegó a ser el mejor café del mundo, en sus riveras acamparon los mambises, en una de sus montañas tuvo su campamento el Che Guevara, y por sus senderos ha paseado hasta un expresidente de los Estados Unidos, James Carter.
La parte más oriental de la Cordillera de Guaniguanico, conocida como Sierra del Rosario, primera Reserva de la Biosfera de Cuba, fue seleccionada el 15 de febrero de 1985 por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) como parte del programa “el hombre y la biosfera” (MAB) para cultivar en ese territorio la mentalidad conciliadora del uso sostenible de los recursos naturales del ecosistema. Su función es la de conservar y proteger la biodiversidad, el desarrollo económico y humano, y la investigación y educación en temáticas medioambientales.
En la actualidad posee unos 250 km2 de extensión, y en ella confluyen los municipios de Candelaria, Bahía Honda, Mariel y Artemisa. Abarca unas 25 000 hectáreas de área protegida, en la que habitan cerca de 10 000 personas en una veintena de asentamientos o núcleos poblacionales.
Su administración es manejada por una Junta Coordinadora presidida por el, desde hace casi una década, director de la Estación Ecológica, Doctor Fidel Hernández Figueroa, heredero de la más sostenida y entregada labor de la doctora Maritza García García, actual presidenta de la Agencia de Medio Ambiente de Cuba.
La Junta Coordinadora incluye en su núcleo a los secretarios del partido de los municipios que abarca, a los líderes de las organizaciones sociales y de masa, a directores de instituciones económicas, rectores de centros educacionales, gerentes comerciales, delegados de zonas y otros, quienes en conjunto favorecen la integración y la toma de decisiones.
En su interior, la Estación Ecológica constituye el centro operativo de investigaciones, manejos y operaciones medioambientales. Cuenta con 30 trabajadores, entre ellos un doctor y tres másters. Esta institución rectorea investigaciones desde 1968 pasando por diferentes locaciones. Desde 1994 radican en lo que antes fuera una casa de visita y que hoy es obligada referencia para aquellos peregrinos, estudiantes, profesores, turistas y adeptos de la idea de que un mundo mejor es posible.
En la RBSR la especie humana no parece estar en peligro, como avizorara el Comandante Fidel Castro Ruz, en 1992. Para ello trabajan día y noche monitoreando con su cuerpo de expertos y guarda-parques las 889 especies de organismos vegetales identificadas; las 119 especies de aves, 33 de reptiles de los cuales 27 son endémicos; las 20 de peces con 11 de ellos endémicos locales; 16 de anfibios, entre los que se encuentra la que pudiera ser la rana más pequeña del mundo; y 13 de mamíferos, uno de ellos el hermoso venado de cola blanca de Virginia, una especie en peligro de extinción y actualmente en veda.
Ese trabajo fue reconocido en 2001 por el Estado Cubano con el Primer Premio Nacional de Medio Ambiente, firmado por la reconocidísima doctora Rosa Elena Simeón. Además, constituye un atractivo para públicos especializados al constituir un Área de Interés para la Observación de Aves (IBA, siglas en inglés) y un Área de Interés para la Conservación de los Murciélagos (AICOM).
Para el sostenimiento de la cultura ambientalista el Programa de Educación Ambiental de la RBSR involucra a las escuelas de todas las comunidades, con el que capacitan a profesores, estudiantes, líderes comunitarios y tomadores de decisiones locales.
La RBSR, con sus más de 30 años cumplidos, ha demostrado ser el mejor ejemplo educativo del territorio artemiseño, por su real contribución a la sostenibilidad del futuro en el planeta.
 

8:15 am.
- 21/04/2014 0 comentarios | |

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES