1:45 pm.
- 13/10/2017 0 comentarios | | |

Domar metales preserva a las montañas

La Conformadora de Metales de Guanajay, en Artemisa, fabrica semiómnibus para garantizar el transporte en las zonas montañosas de toda Cuba, especialmente a los hombres y mujeres bravos que cultivan café entre las nubes, allá donde las carreteras pierden el color y hasta el poco asfalto.
Joel Mayor Lorán joeldeartemisa@gmail.com

¿Qué sería de las montañas sin los hombres y mujeres bravos que cultivan café entre las nubes, allá donde las carreteras pierden el color y hasta el poco asfalto? Cuba no puede darse el lujo de ver cómo quedan despobladas esas zonas; por eso la Unidad Empresarial de Base (UEB) Conformadora de Metales de Guanajay, en Artemisa, fabrica semiómnibus para también garantizarles el transporte.

Aquellos talleres igual tienen una historia linda. Es la gesta cotidiana de héroes anónimos, obreros sin más título que sus manos recias y overoles sudados, pero capaces de domar el acero, y ponerlo al servicio de las necesidades de gente común, urgida de medios de transporte.

Según Marta Díaz, directora en funciones de la UEB, este año habrán de entregar 120 semiómnibus. Montaron 40 sobre camiones chinos Sinotruk, y armarán otros 80 sobre camiones rusos Kamaz, destinados a zonas montañosas: la mitad para usos escolares y la otra para Transportes Provinciales.

De estos últimos, al momento de redactar estas líneas, Artemisa había obtenido cuatro, como Pinar del Río.

Entretanto, los territorios de Santiago de Cuba, Guantánamo, Granma y Holguín recibieron cinco cada uno. Y restan 12 por terminar.

No hay tiempo que perder, ni siquiera por cuanto han adelantado a estas alturas de 2017. Cada puesto de trabajo transpira la magia del sudor y el empeño, la mejor cuando se trata de convertir chapas vírgenes de acero en vigas, angulares, perfiles, omegas, paños… ¡Vaya si hay magia en el Taller de Corte y Conformado!

¿Un vistazo a cómo quedarán? En el Taller de Carrocería. Juan Antonio Pedro y Francisco Peñalver andan imbuidos en el ensamblaje interno. Suman años en el oficio de carroceros, y revelan destreza en el arte de laborar en equipo. Les motiva satisfacer las necesidades de la población y, en correspondencia, cobrar por sus resultados; ya tendrán tregua más tarde.

Rolando Moreira ha vivido 20 años entre chispas de colores. Cuando apunta su herramienta sobre el metal, algo útil comienza a nacer entre el rojo y amarillo que se desprenden. Semejante obra merece estima y respeto. Es inútil calcular cuántas carrocerías habrán pasado por las manos de este soldador.

En la Conformadora de Metales revisten, pintan, aseguran los asientos o los tubos para que se agarren los pasajeros. Si alguien sabe cómo son sus obreros, ya sea sobre camiones Kamaz, Sinotruk, Gaz o Zil.

Lo probaron por vez primera en 2009, con casetas sobre camiones KAMAZ. Dos años después concibieron el proyecto de los semiómnibus, más parecidos a las guaguas habituales. Actualmente, desde Pinar del Río hasta Guantánamo han acogido estos peculiares medios, apropiados para los sitios de difícil acceso.

No resultan escasos los lugares de nuestra geografía que necesitan vehículos así de fiables para las montañas, con tracción en las cuatro ruedas y un motor fuerte, sin eludir el confort imprescindible.

Y al personal de la entidad guanajayense le place que de allí salgan productos de tanta relevancia para los cubanos, como antes lo fueron decenas de ambulancias. Ahora les corresponde entregar cientos de semiómnibus, esos capaces de llevar a la espalda una singular estructura… y a decenas de pasajeros que colorean de cafetos nuestras lomas.

Semiómnibus fabricados en la Conformadora de Metales de Guanajay con destino a las montañas de Cuba
Semiómnibus fabricados en la Conformadora de Metales de Guanajay con destino a las montañas de Cuba
1:45 pm.
- 21/04/2014 0 comentarios | |

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES