10:15 am.
- 10/03/2017 0 comentarios | | |

Cubaneo hacia cumbres más altas

La timba de Cubaneo se mueve a medio camino entre la salsa y la timba cubana, combinando a la vez un estilo profundo con uno sencillo, capaz de permitirle ganar espacios, público, respeto de la crítica y facilidades para trabajar, esos que merece cualquier artista empeñado en entregarse a fondo para bien de la cultura de su país.
Miguel Terry Valdespino nadiemebusca@yahoo.com

Las aguas de la música cubana siempre están en movimiento, aunque sus olas más visibles —por desgracia— parezcan ser el reguetón… y a veces sea el reguetón. Afortunadamente, el pentagrama criollo tiene otras opciones que buscan ser novedosas y ganarse un sello a fuerza de autenticidad.
Entre esas propuestas destaca Cubaneo, agrupación ariguanabense dirigida por el guitarrista y vocalista Iván Domínguez, elegido recientemente miembro de la Uneac.
Durante varios años, Iván estuvo en el puente de mando del grupo Habacuc, al que aportó dos significativos premios internacionales de música, ganados en Italia: Ecología Punto de mate y Príncipes del Silencio. Sin embargo, la propuesta sonora de Habacuc nunca encontró ni espacio ni apoyo de nadie, y se fue difuminando hasta desaparecer.
Pero el también graduado del Conservatorio Alejandro García Caturla en la especialidad de guitarra, apenas comenzaba su camino, y decidió rearmar fuerzas en torno a un nuevo proyecto, esta vez llamado Cubaneo, nombre que —según Iván— no remite a cierto nivel de vagancia apuntado injustamente a los cubanos, sino a su carácter afable y hospitalario, y a su modo de dar solución jocosamente a los problemas y hasta a un bloqueo económico de larguísima data.
Ahí está la sustancia que nutre el modo de interpretar de Cubaneo, y en sus canciones de pimentoso doble sentido y con sabor a vida, barrio y esquina.
Cubaneo nació con siete músicos, y ya tiene 12. Proceden del propio San Antonio, de Guanajay, Güira de Melena, Artemisa, La Habana y Villa Clara. Desde hace seis meses contamos con un formato de orquesta”.
Esta agrupación incluye drums con timbal, congas, percusión menor, bajo, piano, guitarra eléctrica, saxo, trombón, dos trompetas y dos vocalistas. Cuenta con un repertorio propio en un ciento por ciento y tiene a mano un primer disco, aunque el ámbito del disco en Cuba es bastante complicado y deja muchas insatisfacciones en cuanto a promoción y ubicación en el mercado.
“Queremos hacer una larga carrera como grupo, mediante un trabajo bien hecho y sostenido, no amparados en el éxito de ocasión y el dinero fácil. Nuestra intención es contar con un público al que le gusten las propuestas inteligentes”.
Respecto a la timba, asegura que es la heredera del son y, si no ha llegado más lejos en el mercado internacional, es por culpa del propio bloqueo, no solo a nuestra economía, sino también a nuestra música.
La timba de Cubaneo se mueve a medio camino entre la salsa y la timba cubana, combinando a la vez un estilo profundo con uno sencillo, capaz de permitirle ganar espacios, público, respeto de la crítica y facilidades para trabajar, esos que merece cualquier artista empeñado en entregarse a fondo para bien de la cultura de su país.  
Salvo el novelista español Miguel de Unamuno, que sí creía ser profeta en su tierra, el resto de los creadores parece creer lo contrario.
“A diferencia de nuestra provincia, La Habana sí ha creído en nosotros. Yo me pregunto: si nuestra orquesta es la que mayores ingresos factura y, posiblemente, la que más aporta a la Empresa Provincial María Teresa Vera, ¿por qué esa cifra es, mayoritariamente, el resultado del trabajo que realizamos en la capital y no en Artemisa?
 

La timba de Cubaneo se mueve a medio camino entre la salsa y la timba cubana
La timba de Cubaneo se mueve a medio camino entre la salsa y la timba cubana
10:15 am.
- 21/04/2014 0 comentarios | |

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES