8:45 am.
- 11/05/2014 0 comentarios | | |

Cuando sea madre

En Cuba, el Día de las Madres resulta un excelente pretexto para reunir a la familia.
Ivanna Aylene aylenehr@gmail.com

El segundo domingo de mayo es una jornada llena de esperanza, feliz y a veces triste. Podrán muchas familias felicitar a mujeres en espera de un bebé o con muchos hijos: naturales o adoptivos; y habrá, además, quien por vez primera no podrá felicitar a la persona más importante de su vida.
Los regalos para las progenitoras de cualquier latitud serán tantos como madres existen: besos sinceros, bombones, presentes costosos, flores, abrazos y… poemas.
Para los cubanos, ese día representa un excelente pretexto para reunir a la familia, y habrá quien, como esta periodista, eche a andar su imaginación recreando el día en que será madre.
Sé que a partir de ese momento se habrán acabado las decisiones de “lo hago más tarde, o mañana”, lloverán los consejos que durante mi niñez y adolescencia sonaban a sermón, y tendré en mi vida a una persona que siempre precisará de mis atenciones tanto como mi madre.
Solo quedará espacio y fuerzas para hacer de mis hijos grandes personas, no por el caudal de su bolsillo sino por lo ancho de su corazón y pensamiento; y quizás hasta la emprenderé contra quien quiera menguarles sus expectativas.
El segundo domingo de mayo, para mí es una jornada esperanzadora y mediante estas líneas agradezco a mi madre su presencia eterna en cada momento, desde las poesías y regaños del círculo infantil; los concursos y responsabilidades de la primaria y secundaria, hasta mi graduación en el Aula Magna de la Universidad de La Habana.
Y aunque en días como hoy ella me recalque ante el resto de la familia que será una abuela moderna; estoy convencida que mi mejor ejemplo y amiga estará siempre junto a mí. ¡Felicidades Mamá!

8:45 am.
- 21/04/2014 0 comentarios | |

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES