Abril 12, 2018 - 1:45pm
- 12/04/2018 0 comentarios | | |

CUANDO COMER SE VUELVE TORTURA

Lo más preocupante es que estos padecimientos son trastornos mentales con consecuencias tan graves como la muerte: nuestro contexto sociocultural coloca a los adolescentes y jóvenes en una situación de mayor riesgo
Yailín Alicia Chacón Guzmán yailinali@gmail.com

Los desórdenes alimenticios tienden una sombra oscura sobre los adolescentes, incluso se prolongan durante toda la juventud. Y afectan a millones de personas alrededor del mundo: siete de cada 1000 mujeres y uno de cada 1000 hombres padece algún trastorno de este tipo, según estudios.
Son padecimientos psicológicos e implican daños extremos en el comportamiento alimenticio. El temor constante a ser o verse gordo conduce a prácticas nada sanas. Le conceden gran importancia al físico, por la influencia de los medios de comunicación, de sus progenitores y compañeros de clase. A la larga, las críticas y burlas por el sobrepeso suelen desembocar en desajustes en relación a la comida.
Una persona con anorexia nerviosa no permanece en su peso corporal normal. Alguien con bulimia nerviosa come compulsivamente, para luego eliminar los alimentos mediante el vómito provocado o por el uso de laxantes.
Los tratamientos pueden ser largos, porque se combinan entre ellos. Incluyen la terapia cognitivo conductual, la medicación antidepresiva, la alimentación nutricional, la monitorización médica y otros tratamientos psicológicos.
La sociedad ha creado patrones de belleza irreales que, en no pocas ocasiones, afectan el desarrollo normal de los adolescentes. Desde casa se debe trabajar en la autoestima, para tratar al cuerpo como el santuario que es… y evitar en buena medida la fobia a la obesidad, la insatisfacción con la imagen propia y la sobrestimación del peso.

“Lo más preocupante es que estos padecimientos son trastornos mentales con consecuencias tan graves como la muerte: nuestro contexto sociocultural coloca a los adolescentes y jóvenes en una situación de mayor riesgo”, explica la Doctora Araceli Aizpuru, directora de la Fundación Ellen West.
Así lo corroboran los datos: de un 5 a un 10 por ciento (%) de las adolescentes enfermas de anorexia y bulimia nerviosa, terminan falleciendo, proporción que supera a las muertes en jóvenes por meningitis. Este tipo de enfermedad deriva en problemas físicos graves, tiene un impacto negativo en la salud del individuo y en su calidad de vida.
Son consecuencias directas las alteraciones del ritmo del corazón (arritmias) o hipotensión. A nivel neurológico se pueden presentar convulsiones; en lo metabólico, ocurre la deshidratación y alteraciones en el balance de electrolitos (sodio, potasio). También aparecen cambios en la coloración de la piel, uñas quebradizas y caída del cabello. En las mujeres es común la pérdida de los períodos menstruales.
Actrices, modelos y cantantes famosos han hecho público el asunto, y han sido ejemplos positivos, muestras de que amarnos tal cual somos es posible. Destacan los nombres de Lady Gaga, Kate Winslet, Demi Lovato, Victoria Beckham, Elton Johnn, Angelina Jolie, Kit Harrington y Kate Beckinsale, como parte de una lista aun mayor.

Abril 12, 2018 - 1:45pm
- 21/04/2014 0 comentarios | |

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES