11:15 am.
- 17/03/2017 0 comentarios | | |

Cortarle las alas al Aedes

No podemos perder de vista la lucha antivectorial. En Mariel incentivan las acciones, a partir del incremento de la focalidad y del índice de infestación
Yusmary Romero Cruz yusmary26688@gmail.com

Simona Martínez está consciente de cuánto puede representar la infestación por mosquitos del género Aedes para nuestra salud, y considera han de tomarse las medidas necesarias a fin de erradicarlo. Cuando llegamos a su casa, en Mariel, un equipo de trabajo emprendía el tratamiento adulticida.
Yoendry Cleto labora como ayudante de mantenimiento en la fábrica de cemento. “Durante 21 días apoyaré en las tareas de fumigación”, comenta. Como él, otros nueve trabajadores contribuyen al reforzamiento de esta misión, lo cual forma parte de la estrategia adoptada.
La situación más compleja la padece Mariel. “El incremento de los casos sospechosos y de la focalidad han deparado que se realicen acciones diferenciadas intensivas en la cabecera municipal, el área de Salud de mayores riesgos ambientales y entomoepidemiológicos”, asegura Yanelis Amador, subdirectora provincial a cargo del área de Higiene y Epidemiología.
“Además, han existido problemas en la calidad técnica del trabajo de la lucha antivectorial, lo cual conllevó al escenario actual”, agrega.  

Depósitos accesibles
En febrero se detectaron 56 focos en el municipio: 41 en la referida área de Salud —la más afectada—, con un índice de infestación de 0.47, que dista del esperado (0.05). Y ya en los primeros siete días de marzo, se reportaron 28 focos (27 en la propia área).  
Ángel Peñalver, biólogo del departamento de Vectores, alega que el 85 por ciento de los detectados en el último período están en tanques bajos y depósitos de menor capacidad, destruibles y tratables. “Exhortamos a la limpieza frecuente de los tanques y su protección, así como a no arrojar el abate aplicado por los campañistas”, insiste.
María Elena Carbonell, jefa del departamento municipal de Higiene y Epidemiología, destaca que en el año se han presentado 68 casos febriles. En el momento de nuestra visita, tres personas permanecían ingresadas en el centro de aislamiento, y dos niños en el Hospital Pediátrico José Ramón Martínez, de Guanajay.
Respaldo oportuno
Cuentan con “el apoyo de los 10 movilizados de centros laborales, e igual número de campañistas de Cabañas, que se suman a los 21 del casco urbano de Mariel; previamente, habíamos reforzado el trabajo con 74, de Guanajay y Caimito”, asevera Jesús Yoel Sánchez, jefe de Vectores.
En la cabecera municipal se está haciendo el tratamiento focal y el adulticida intradomiciliario; comenzamos en los últimos días con el perifocal”, explica.
A diario, 11 equipos laboran en el tratamiento adulticida; aspiran llegar al ciento por ciento de los inmuebles, y repetir ese ciclo cada seis días, en tres oportunidades.

Los operarios cumplen el indicador de muestras recogidas, una por 31 viviendas inspeccionadas, así como el de multas a una cada 99 casas (en la primera semana de marzo impusieron 34).
Asimismo, se actúa en los centros laborales. “Recientemente certificamos 70, e iniciamos la inspección sanitaria estatal, que comprenderá los 122 de este Consejo Popular”, afirma Bárbara Blanco, Licenciada en Higiene y Epidemiología.  

Basureros y fosas
La existencia de basureros y fosas también atenta contra la situación higiénico epidemiológica, lo que alude a la urgencia de una mayor conciencia social, y al accionar de las entidades responsables.
“Existen nueve fosas en estado crítico, pues no disponemos del equipo necesario para su atención, y nos reportan cuatro microvertederos”, comenta Carbonell, y acota que el vertedero municipal no reúne las condiciones requeridas.
En Calle 140 y Avenida 69, hace varios años se acumulan desechos, por indisciplina social. “Lo han limpiado y, al día siguiente, está igual”, dice Everardo Barreto, vecino de la zona, quien señala la pila creada desde “una oportunidad en que vinieron a limpiarla, agruparon la basura, y luego no hubo camión para recogerla”.
Muy cerca, nos enseña una fosa que pasa justo detrás de las instalaciones de Acopio. “Hace tiempo dijeron iban a resolver el problema; aún esperamos que suceda”.
El referido microvertedero, y otro ubicado en uno de los extremos de la Avenida 63, “nos comunicó Comunales que hacían la gestión para poderlos limpiar, con la ayuda de un equipo de una de las empresas”, precisa Blanco.
Orlando Basallo, quien reside cerca de esta última avenida, afirma que “el año pasado vinieron y echaron tierra para rellenar el área. Dijeron iban a hacer un parque infantil donde está el basurero, pero se quedó el escombro tirado, y un vecino tuvo que gestionar para correrlo un poco hacia atrás, pues constituía un obstáculo. No se hizo nada”.
En la comunidad de La Boca, hace más de 25 años existen problemas con una fosa que, al tupirse, inunda gran parte de la Avenida primera, entre 84 y 86. Allí compartimos con varios vecinos. “Como vierte a la costa y el sistema de drenaje está próximo a esta, el mar arrastra piedras y se tupe”, alega Roberto Concepción.
“La brigada de Acueducto y Alcantarillado viene y la destupe, pero es una solución temporal; después vuelve a suceder lo mismo, y la calle pasa varios días en esas condiciones”, añade Juan Pérez.
Entretanto, Agustín González manifiesta que “como si fuera poco, la fosa de uno de los edificios ubicados en esa dirección, igual está tupida; por tanto, debajo se acumulan las aguas residuales que desprenden las tuberías”.  

Y la provincia
Según Yanelis Amador, la subdirectora provincial a cargo del área de Higiene y Epidemiología, en el territorio artemiseño se reportaron más de 780 casos febriles en el año, de los cuales la cifra de sospechosos de dengue se redujo a 24, ninguno confirmado.   
Al cierre de febrero, la provincia acumulaba 264 focos, con un índice de infestación de 0.094. Previamente, en Candelaria y Artemisa (específicamente en el área de Salud del Policlínico Flores Betancourt), se hizo un trabajo intensivo, por lo que para este mes deben mostrar una situación diferente.
Resulta preciso mantenernos alerta, no se debe esperar a que ocurra un hecho para actuar. Tanto la población como las entidades correspondientes, son responsables de no pasar por alto un tema tan importante como el enfrentamiento al Aedes. En la prevención está la clave.
 

11:15 am.
- 21/04/2014 0 comentarios | |

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES