9:00 am.
- 17/05/2014 0 comentarios | | |

La clave radica en la entrega al trabajo

Artemisa es provincia rebosante de tierras sembradas, donde es común ver al típico campesino con la guataca a cuestas y listo para entrarle al campo, o un tractor surcando, sobran modelos de mujeres y hombres consagrados al duro quehacer agrícola
Rommell González Cabrera rommellgonzalez@gmail.com

 Humberto ListerEn una provincia como la nuestra, rebosante de tierras sembradas, donde es común ver al típico campesino con la guataca a cuestas y listo para entrarle al campo, o un tractor surcando, sobran modelos de mujeres y hombres consagrados al duro quehacer agrícola.

Uno de ellos, Yuniel González Paneque, tiene 32 años y asume con diligencia la presidencia de la CCSF Reinaldo Pérez, de San Antonio de los Baños. En 2013, esta unidad sobrecumplió la producción de frijoles destinada a la sustitución de importaciones, así como la de maíz, leche, carne vacuna y porcina.

Además de dirigir la cooperativa, Yuniel constituye un ejemplo para los campesinos más jóvenes. Participó en el Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes celebrado en Sudáfrica en 2010, y representó a Cuba en un evento efectuado en República Dominicana, de denuncia a las problemáticas que perjudican al campesinado latinoamericano.

Nació y se crió en la finca Lauzant. Cuando concluyó el preuniversitario decidió continuar la tradición ganadera familiar. Hoy sus 18 vacas en ordeño promedian entre seis y siete litros de leche a diario, lo cual le permite sobrepasar su compromiso con la bodega al aportar 120 litros de 85 previstos.

En 2006 se integró al programa de ceba de toros con la Unión Agropecuaria Militar (UAM), y en 2010 a la ceba de vacas. Al cierre de marzo de este año había entregado a la UAM 56 toros con un peso promedio de 485 kilogramos. Su plan para 2014 asciende a 70, con 420 kilogramos. 

La clave, aseguró, radica en la entrega al trabajo, en proporcionarle la alimentación adecuada al ganado, gestar la vaca con oportunidad, mejorar la genética y contar con pastos y forrajes (posee dos hectáreas bajo riego, sembradas con King grass y maíz).

A su favor está la preocupación por la conservación de los suelos, al surcarlos de manera transversal a la pendiente para evitar la erosión. Utiliza técnicas agroecológicas como fertilizar con estiércol, incorporar al suelo desechos de cosechas, y usar la tracción animal para trasladar los alimentos.

Laborar la tierra es una de las ocupaciones más duras. A este joven campesino lo acompañan tres trabajadores. Juntos atienden ganado mayor y menor, aves de corral, cerdos y 40 hectáreas dedicadas a los pastos, en su mayoría, aunque también hay cultivos varios. Los frutos de esa labor conjunta hablan de un equipo cohesionado, dispuesto a sacarle el máximo a cada tarea.

Otros elementos demuestran las razones para escribir sobre Yuniel. Mientras ofrecía gustoso la entrevista, nos pedía varios minutos para ayudar a la limpieza de los corrales y el área de ordeño. Nos contó de su trabajo como delegado a la Asamblea Provincial del Poder Popular, de los planes para celebrar el Día del Campesino, de preocupaciones y aspiraciones… y sus deseos de producir más leche y carne.

En una provincia como la nuestra, rebosante de tierras sembradas, donde es común ver al típico campesino con la guataca a cuestas y listo para entrarle al campo, o un tractor surcando, sobran modelos de mujeres y hombres consagrados al duro quehacer agrícola.

Uno de ellos, Yuniel González Paneque, tiene 32 años y asume con diligencia la presidencia de la CCSF Reinaldo Pérez, de San Antonio de los Baños. En 2013, esta unidad sobrecumplió la producción de frijoles destinada a la sustitución de importaciones, así como la de maíz, leche, carne vacuna y porcina.

Además de dirigir la cooperativa, Yuniel constituye un ejemplo para los campesinos más jóvenes. Participó en el Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes celebrado en Sudáfrica en 2010, y representó a Cuba en un evento efectuado en República Dominicana, de denuncia a las problemáticas que perjudican al campesinado latinoamericano.

Nació y se crió en la finca Lauzant. Cuando concluyó el preuniversitario decidió continuar la tradición ganadera familiar. Hoy sus 18 vacas en ordeño promedian entre seis y siete litros de leche a diario, lo cual le permite sobrepasar su compromiso con la bodega al aportar 120 litros de 85 previstos.

En 2006 se integró al programa de ceba de toros con la Unión Agropecuaria Militar (UAM), y en 2010 a la ceba de vacas. Al cierre de marzo de este año había entregado a la UAM 56 toros con un peso promedio de 485 kilogramos. Su plan para 2014 asciende a 70, con 420 kilogramos. 

La clave, aseguró, radica en la entrega al trabajo, en proporcionarle la alimentación adecuada al ganado, gestar la vaca con oportunidad, mejorar la genética y contar con pastos y forrajes (posee dos hectáreas bajo riego, sembradas con King grass y maíz).

A su favor está la preocupación por la conservación de los suelos, al surcarlos de manera transversal a la pendiente para evitar la erosión. Utiliza técnicas agroecológicas como fertilizar con estiércol, incorporar al suelo desechos de cosechas, y usar la tracción animal para trasladar los alimentos.

Laborar la tierra es una de las ocupaciones más duras. A este joven campesino lo acompañan tres trabajadores. Juntos atienden ganado mayor y menor, aves de corral, cerdos y 40 hectáreas dedicadas a los pastos, en su mayoría, aunque también hay cultivos varios. Los frutos de esa labor conjunta hablan de un equipo cohesionado, dispuesto a sacarle el máximo a cada tarea.

Otros elementos demuestran las razones para escribir sobre Yuniel. Mientras ofrecía gustoso la entrevista, nos pedía varios minutos para ayudar a la limpieza de los corrales y el área de ordeño. Nos contó de su trabajo como delegado a la Asamblea Provincial del Poder Popular, de los planes para celebrar el Día del Campesino, de preocupaciones y aspiraciones… y sus deseos de producir más leche y carne.

9:00 am.
- 21/04/2014 0 comentarios | |

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES