11:00 pm.
- 01/05/2014 0 comentarios | | |

La ciudad de aniversario

212 años de fundada cumplió la ciudad de Artemisa este 28 de abril
Adianez Fernández Izquierdo adianez.fernandez@gmail.com

Arribar hoy a Artemisa es poner los pies en una de las ciudades más jóvenes de esta Isla. Su creación data de hace 212 años y, aunque no hay una fecha clara de fundación, los historiadores han llegado al consenso de tomar el 28 de abril de 1802 como día clave para el surgimiento de la villa.

Ya desde antes, la zona estaba habitada. Las primeras noticias registradas del territorio se remontan a 1635, año en que se le concede a Juana García el corral de San Marcos, destinado a la cría de ganado. En los años posteriores estas tierras y algunas colindantes pasaron, por compra y sucesión de familia, a manos de Manuela de Meireles, quien, al morir, dejó los bienes a sus descendientes con la condición de que estos no podían ser vendidos ni arrendados.

Los herederos no estuvieron de acuerdo y pusieron el asunto en manos de Francisco de Arango y Parreño, entonces Síndico de la Junta de Fomento y uno de los beneficiarios de Manuela.

Arango y Parreño logró que el 24 de agosto de 1799, por Real Cédula, emitida por el Rey Carlos IV, se demoliera el corral de San Marcos, quedando las tierras disponibles para la venta y explotación por parte de la Junta de Fomento.

El 25 de abril de 1802 ocurrió un suceso crucial para la historia de este enclave. Los barrios habaneros de Jesús María y Guadalupe fueron destruidos por las llamas de un incendio que dejó sin hogar a muchas familias.

De esta manera el 28 de abril se reunió el Real Consulado de Agricultura y Comercio y la Junta de Comercio. El acta elaborada ese día ha sido tomada como el documento que marca la fundación del pueblo de Artemisa pues, a partir de esta fecha se comenzaron a edificar las primeras viviendas para los damnificados del incendio. El pueblo erigido se denominó en un inicio San Marcos del Vínculo Grande de Meireles y no fue hasta 1857 que tomó el nombre de Artemisa.

El origen de esta denominación, que se ha mantenido hasta nuestros días, es incierto aún. Existen tres versiones, aunque la más aceptada refiere que, dada la abundancia de la planta conocida como Artemisa (Artemisa vulgaris) en la región, los lugareños fueron bautizándola poco a poco con ese nombre.

Los primeros pobladores de San Marcos se dedicaron al cultivo del café fundamentalmente ya que por entonces el grano alcanzaba altos precios. El café puede decirse que creó el pueblo de Artemisa, lo enriqueció y embelleció, exaltando su fama hasta denominarla por derecho propio, el Jardín de Cuba.

Hoy, Artemisa es una de las dos capitales más jóvenes de Cuba, una ciudad con más de ochenta mil habitantes y que dista mucho de aquel primer asentamiento, pero que festeja cada aniversario sin olvidar las raíces, y orgullosa de haber visto crecer a muchos de los valerosos hombres que el 26 de Julio de 1953 asaltaron los muros de los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes para cambiar los destinos de Cuba.

11:00 pm.
- 21/04/2014 0 comentarios | |

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES