Marzo 13, 2017 - 5:30pm
- 13/03/2017 2 comentarios | | |

Cinco jóvenes con ansias de justicia

Cinco jóvenes partieron desde Guanajay en 1957 para ajusticiar al tirano en su propia madriguera
María Caridad Guindo Gutiérrez mguindogutierrez@gmail.com

Identificados con la urgencia de cambiar los destinos de su Patria, cinco jóvenes partieron desde Guanajay en 1957 para ajusticiar al tirano en su propia madriguera.
En una acción que todavía impresiona y conmueve, perdieron la vida Evelio Prieto, Pedro Julio Esperón, Adolfo Delgado y Eduardo Panizo, en tanto Ángel Eros logró escapar y asilarse en una embajada.
Aunque no todos habían nacido en Guanajay, allí desarrollaron su vida y sus inquietudes revolucionarias. Según Félix Luis Noa, presidente de la Asociación de Combatientes en el municipio, Panizo trabajaba en Tropicana y era el único al cual no se le conocían actividades revolucionarias previas. Entra en contacto con sus compañeros en el Centro Progresista, dirigido por Evelio Prieto, donde se funda, además, el Directorio Revolucionario.
Con el propósito de inmortalizar su arrojo y de acercarlos a las nuevas generaciones, surge en 2009 un monumento que recuerda la hazaña, en un parque cercano al río donde aún se conserva la estatua dedicada a las madres cubanas.
José Antonio Armas, combatiente de la lucha clandestina y creador del monumento, rememora los hechos de aquel 13 de marzo. “Esperón y Panizo llegaron a la puerta del despacho de Fulgencio Batista en el segundo piso del Palacio Presidencial; el resto no pudo hacerlo debido a la intensidad del tiroteo.
Evelio fue herido al salir y logra refugiarse en la casa de un amigo. A partir de una delación lo detienen y en el Hospital Militar es asesinado”.
El resto de ellos murió en el combate. Armas señala que varios habían hecho prácticas de tiro en Guanajay y en la universidad, agrupados entre los jóvenes ortodoxos simpatizantes de las ideas del doctor Fidel Castro.
“Hablamos de muchachos muy inquietos, con una fe arraigada en el derrocamiento de Fulgencio Batista. Por eso buscaban una acción rápida, que requiriera pocos preparativos. Vieron la oportunidad certera de matarlo, y van a buscarlo a Palacio.
“José Antonio Echeverría no se desvincula de Fidel, y ahí está la Carta de México, pero vivía convencido, al igual que el resto de los miembros del Directorio, de la importancia de acometer un trabajo definitivo”.
Armas confiesa que, durante un intercambio, la primera secretaria del Partido en Guanajay les propuso convertir el espacio en un lugar de culto a los mártires. “Me pidieron que hiciera un proyecto y así surgieron las cinco columnas, en alusión a los asaltantes. La dirección en las que se encuentran indica su trayectoria hacia La Habana. Menos una ellas, el resto tiene la punta trunca, lo cual significa que murieron al calor de los hechos.
En la parte de atrás hay una saeta que los guía y superpuesto un triángulo, para formar una estrella. Ambos elementos representan el triunfo de la Revolución.  
“Podemos encontrar tierra solo en esta parte del monumento. Eso indica que nacieron como combatientes en Guanajay”.
Dedicado a los estudiantes de la FEU y los jóvenes en general, el monumento ha presenciado diferentes actividades, sobre todo en el tercer mes del año. Protegerlo del vandalismo y la indiferencia, permitirá mantener vivo el legado de la insurrección y la búsqueda desesperada de la libertad.
 

Con el propósito de inmortalizar su arrojo y de acercarlos a las nuevas generaciones, surge en 2009 un monumento que recuerda la hazaña
Con el propósito de inmortalizar su arrojo y de acercarlos a las nuevas generaciones, surge en 2009 un monumento que recuerda la hazaña
Marzo 13, 2017 - 5:30pm
- 21/04/2014 2 comentarios | |

COMENTARIOS DE LA NOTICIA

EUGENYS
- 2017/03/16 - 10:34
1
GUANAJAY¡¡¡¡MI TIERRA QUERIDA Y AMADA¡¡¡BENDICIONES PARA ELLOS,,,ISA,,
maria caridad
- 2017/03/20 - 15:03
2
Guanajay es una tierra llena de historia y tradiciones, tenemos que continuar develando sus secretos. Saludos

ESCRIBIR COMENTARIOS

*Los textos que aquí se publiquen representan la opinión de los internautas. No obstante el periódico se reserva el derecho de publicar aquellos comentarios que tengan palabras obscenas, ofensas o emitan criterios en contra de los principios de nuestra Revolución.
SECCIONES